De las cosas que son justas y las que no lo son, según José Manuel Mireles; el exlíder de las autodefensas en Michoacán pasó de llamar “pirujas” a las parejas de los derechohabientes del ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado) a pedir perdón.

¿Y eso? Esta fue la nueva polémica que el ahora subdelegado del ISSSTE del estado de Michoacán protagonizó en redes sociales.

Las declaraciones de Mireles

Tal vez hay quienes recuerdan a Mireles por el proceso de las autodefensas en tierras michoacanas en 2013 o —ya más reciente— por pretender alcanzar una candidatura como diputado local en las elecciones de 2018. El médico y activista regresó a la escena política de la mano del servicio público y el pasado 1 de agosto asumió el cargo como subdelegado del ISSSTE.

En esta dependencia, José Manuel Mireles lanzó una declaración desafortunada que dejó a más de un empleado preguntándose qué rayos. Ante el equipo del Instituto esto fue lo que dijo el médico:

“Algunos necesitan hemodiálisis dos o tres veces por semana, si afuera cuesta mil 200 pesos, aquí está pagando 490 pesos al mes y aparte de atender a este señor con hemodiálisis tenemos que atender a toda su familia. Y atender a —yo diría de otra manera, soy tierracalenteño— a la primera piruja, la tercera, la cuarta y hasta la quinta“.

Mireles hizo este reclamo entre risas para exponer lo que según él creía que era injusto —que los derechohabientes busquen obtener más beneficios del servicio de salud que el gobierno les da por derecho laboral. El subdelegado señaló que el derechohabiente no aporta más que 429 pesos y por ese precio quiere que se atienda a todo su “clan”.

“Ahora resulta que están viendo la forma de que atendamos al novio de los hijos del derechohabiente o a la novia de las hijas del derechohabiente. Por favor. Pero no aportan más”, repitió el exlíder de los Grupos de Autodefensa Comunitaria.

josé-manuel-mireles-issste

Foto: Cuartoscuro.

¿Y luego? La historia no terminó aquí y más tarde, el subdelegado del ISSSTE regresó para publicar un video en su cuenta de Twitter y mandar un nuevo mensaje: “Errar es de humanos”.

Pide disculpas

Las declaraciones que Mireles hizo en un hospital de Apatzingán fueron difundidas en redes sociales. Por esta razón, el subdelegado del ISSSTE salió a pedir disculpas —de “todo corazón”— por sus “comentarios alusivos en forma indebida a la última línea de la derechohabiencia de nuestra institución”.

“Se me escapan, algunas veces, los malos términos. Pero nunca ha sido con la intención de ofender a nadie”, concluyó el doctor Mireles, al intentar componer sus declaraciones ofensivas para las mujeres y los derechohabientes del cualquier servicio de salud.