Ha sido un día más que divertido en Londres, aficionados del Manchester, pero sobre todo del Barcelona inundan las calles de la capital inglesa, y sobre todo los alrededores del Estadio de Wembley.

Sin embargo, pocos tipos con tan poca fortuna como este tio, al que absolutamente todos los seguidores del Barca le gritan, lo abuchean y se le paran en la cara a gritarle cánticos e insultos…

¿Su único pecado? ¡Parecerse a Jose Mourinho!

Eso si, el tampoco se ayuda mucho que digamos…