Este lunes, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, declaró el estado de alarma nacional debido al apagón de energía eléctrica que ha afectado a miles de venezolanos desde el pasado 7 de marzo.

Esto va a aplicar por un periodo de 30 días y podrá ser prorrogable hasta por otros 30 días adicionales.


Pero ¿esto qué implica?

En primer lugar, esta medida ordena a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana tendrá que disponer las medidas necesarias para se protejan las instalaciones y los funcionarios de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), con el objetivo de que cumplan con el rescate del sistema eléctrico nacional.

Además, los cuerpos de seguridad no podrán impedir protestas del pueblo venezolano. Los funcionarios de los servicios de salud público tienen que procurar obtener todos los recursos de cooperación que sean posibles del sector privado para la atención de pacientes que se han visto afectados.

Entre otras cosas, el presidente Guaidó ordenó la inmediata suspensión del suministro de crudo, combustible y sus derivados a la República de Cuba.