#JuevesNoventero presenta: Recordando los Unplugged

Hace mucho tiempo –cuando la M en MTV era por “Music”–, el canal lanzó un formato que lo distinguió de otros canales y a su vez, cambió el sentido de los conciertos especiales para televisión y de escuchar a nuestras bandas favoritas. El MTV Unplugged

surgió como una forma de presentar a las bandas que estaban sonando en todos lados de una forma diferente y más íntima, dándoles espacio también de mostrar diferentes facetas de sus canciones y de sus habilidades como músicos. Durante los 90, podríamos decir que fue el apogeo de este formato, incluso al grado de abrir el espacio para propuestas latinoamericanas (pero de eso hablaremos en otra ocasión). Rememorando esos grandes momentos musicales aquí un recuento de los mejores especiales según Sopitas.com:

 

Pearl Jam
Este es un obligado porque hay muy, pero muy pocas cosas que griten ¡noventas! tanto como un Unplugged de Pearl Jam. Este momento resume mucho de lo que estaba pasando en por ahí de 1992: MTV era la vara con la que se medía la música exitosa, Eddie Vedder y sus secuaces podían hacer gritar a las masas habiendo sacado únicamente un disco y el look grunge era completamente indispensable para tocar… o vivir.

Stone Temple Pilots
Un año después de que Pearl Jam hiciera su show acústico, los Stone Temple Pilots decidieron subirse a repetir la fórmula de “sólo he publicado un disco, pero soy un éxito mundial”. El dato curioso de este show es que en aquel show de 1993 la banda estrenó la canción “Big Empty”, una de las cartas fuertes de Purple, la cual (para añadirle 1,000 puntos de noventerismo a esta nota) fue usada en la película The Crow.

Nirvana

No hay que dar muchas explicaciones de la importancia de este especial: primero hay que recalcar que el mundo entero pudo ver un lado de Nirvana que pocos imaginaban que la banda podía mostrar, además de que el disco adquirió una increíble importancia debido a que se lanzó a la venta después de la muerte de Kurt Cobain y era prácticamente el último disco que la banda “grabó”. Por si lo anterior fuera poco, Nirvana jugó tremendamente bien sus cartas, sabiendo qué canciones dejar fuera y qué canciones incluir o incluso qué covers hacer y gracias a eso, nos quedamos con varias versiones memorables.

Björk

Actualmente, podemos pensar en la música de Björk perfectamente ajustada a este formato, sin embargo, cuando la islandesa saltó a la fama como solista su sonido era mucho más peculiar y mucho más complejo de ajustar a un acústico, pero siendo la artista que es, Björk consiguió sacar un especial único en su tipo y con arreglos espectaculares.

Eagles

Esta versión, inicialmente no era un Unplugged oficial, pero el equipo de producción fue el mismo que el de los MTV Unplugged y mucha gente lo considera como parte de la serie. Lo más sobresaliente es que éste fue el concierto Hell Freezes Over en el que fue la reunión de los Eagles. Además, nos dejó esta genial versión de “Hotel California” (que quizá, mejor que la original):

 

The Cranberries

De todas las bandas que podrían adaptarse a este formato en los 90, probablemente la que mejor podía hacerlo eran los Cranberries (en gran parte porque la tenía más fácil), por lo que el resultado es un concierto muy limpio y lleno de armonías bellamente orquestradas, típicas de la banda, incluso cuando tocan su potente hit de aquel entonces, “Zombie”.

KISS

En definitiva, nadie hubiera pensado en aquel entonces que Kiss era la banda indicada para hacer un Unplugged, sin embargo la banda demostró que cuando hacen las cosas, sin importar de qué se trate, las hacen al estilo Kiss y vaya que el concierto fue una maravilla. Riffs poderosos, solos de guitarra, todos los integrantes de Kiss presentes e incluso ¡explosiones… de confeti! Aparentemente, después de la reacción positiva del público a la participación de Peter Criss y Ace Frehley la banda se reunió al año siguiente por primera vez desde 1979. Y la historia continuó.

 
Alice in Chains

Con este concierto, Alice in Chains salió de su retiro de dos años y medio. En adición, esta fue una de las últimas presentaciones que la banda tuvo con Layne Staley. Probablemente en cuanto a sonido, no ofrece algo mucho más de lo que ofrecen el de STP o el de Nirvana, sin embargo, con la muerte de Staley se ha convertido en uno de los discos icónicos de la serie.

 

Oasis

Al hablar de Oasis es inevitable tener en mente lo pleitos de los hermanos Gallagher y éste es uno de los más memorables. En 1996, cuando la banda estaba creciendo como la espuma (y los pleitos entre los Gallagher proporcionalmente), era inevitable que llegara la invitación para hacer un Unplugged. Sin embargo, minutos antes de grabarlo, Liam anunció que no cantaría y Noel tuvo que salir al quite para sacar el concierto. Los rumores dicen que fue debido a una pelea entre Noel y Liam que éste decidió no salir a cantar, aunque supuestamente, se debió a un problema de salud del vocalista de la banda. Incluso hay tomas del especial en donde aparece Liam desde un palco en el público (según “motrando su apoyo a Oasis aunque no pudiera cantar”), lo único que es cierto es que éste se convirtió en uno de los conciertos más significativos de la banda y por más de una razón.

Eric Clapton

Si acaso alguien en el mundo era lo suficientemente incrédulo para pensar que Eric Clapton no tenía ya un lugar asegurado en el Monte del Olimpo de la música, este Unplugged sirvió para afirmarlo. Clapton regresó al blues para este especial, dejando claro qué género es que el que más lo ha influido, además de mostrar que es un maestro en la guitarra… la que sea. Uno de los mejores momentos es su versión de “Layla”, mucho menos acelerada pero quizá más intensa, aunque el momento que todos recordamos con especial sentimiento es su interpretación de “Tears In Heaven”, canción dedicada a su pequeño hijo que había fallecido.

The Cure

Grabado en Londres y con una distribución en el escenario que era un poco distinta a las que habíamos visto antes, The Cure acomodó lo mejor de su repertorio hasta ese momento a un formato acústico, que denotaba la influencia árabe que la banda había tratado de integrar a su más reciente disco Wish, no sólo estéticamente, sino también por los instrumentos que utilizaron. Una joya.

 

Y como extra, más allá del bien y del mal, más allá de donde las nubes nos cubren… está Bob Dylan: