Imagínate que conoces a un importante juez penal en Cholula, Puebla. Cuando te enteras de su carrera en la impartición de justicia —no se rían—, te das cuenta que ha trabajado durante 30 años en el Poder Judicial del estado y que ha participado en reconocidos casos de presos políticos en la administración de Moreno Valle o de emblemáticas sentencias de feminicidio. Una investigación de MCCI y Lado B demostró que ese importante juez —José Refugio Alejandro León Flores— consiguió su trabajo gracias a un título universitario inexistente.

Cuando este juez tomó protesta en su flamante chamba en 1989, entregó un título y una cédula profesional falsa para ‘comprobar’ su paso por la Facultad de Derecho de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP).

¿Que podría pasar con un juez que consiguió su puesto con documentos falsos? De acuerdo con la investigación de MCCI y Lado B, los famosos casos en los que participado han sido marcados a nivel nacional por sus malas prácticas y fallas. “Ha dictaminado en casos emblemáticos para el estado de Puebla, tanto políticos como de violencia de género, mismos que en las revisiones por tribunales federales fueron exhibidos por omisiones y deficiencias del togado que despacha actualmente como juez penal de Cholula”, se lee en la investigación titulada ‘El juez que no debió serlo’.

A pesar de trabajar casi 30 años con un título universitario falso, el propio juez reconoció en 2018 que no tenía los documentos pertinentes después de que le iniciaran un procedimiento por irregularidades en su expediente laboral.

titulo-falso-juez-puebla

Título falso del juez penal de Cholula, Puebla, entregado a periodistas de Lado B // Foto: Lado B y MCCI

¿Qué pasó? Pues muy fácil, como ‘hashtag México’, el juez presentó un título fechado de septiembre de 2018… 29 años después de que tomara protesta como juez.

El archivo laboral del juez José Refugio Alejandro León Flores es muy extenso y está lleno de incógnitas y dudas: el folio de su cédula profesional pertenece en realidad a un ingeniero, misma profesión que usa como un burlón apodo. También está su extraña participación en al menos 34 casos de perseguidos políticos del gobierno de Moreno Valle y unos amparos para evitar que esta información se haga pública alegando ‘protección de datos personales’.

Las leyes mexicanas impiden que alguien sin título de abogado imparta justicia, si a eso le sumas las controvertidas sentencias… tienes que leer la investigación completa de MCCI y Lado B.