Una de las historias que se desprendieron de la aprehensión de Joaquín el Chapo Guzmán, fue la de la actriz Kate del Castillo, quien señaló al gobierno de Enrique Peña Nieto por daño moral y material. En diciembre de 2018, la protagonista de La Reina del Sur, presentó una demanda en contra del Estado —la PGR, ahora Fiscalía General de la República— por este caso. ¿Y luego? El tiempo pasó y las autoridades desecharon esta denuncia, por lo que la actriz insistió en el tema y promovió un amparo ante esta decisión.

De acuerdo con Kate del Castillo, el monto en cuestión es de 60 millones de dólares. Quienes le hayan seguido la pista a este caso, tal vez recuerden que en conferencia de prensa, el abogado de la actriz explicó que esta demanda se basó en “pruebas periciales” ante los daños provocados por el gobierno de EPN, tras la detención del narcotraficante.

En aquel momento, Alejandro Rojas, defensa de Kate del Castillo, explicó que la demanda no iba contra un exfuncionario en  específico, pero sí contra la institución encargada de la justicia mexicana.

El amparo

Ahora, Kate del Castillo y su defensa intentan reforzar su reclamo “por la justicia”, ya que la PGR la relacionó con las investigaciones que llevó a cabo sobre la fuga del Chapo, del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”, en 2015 —en aquel momento, Areli Gómez estaba al frente de la gestión de la PGR.

Y luego de casi tres años en el autoexilio, la actriz regresó con su defensa a México —en contexto del cambio de gobierno EPN-AMLO— para señalar a la PGR y pedir una compensación por 60 millones de dólares. No obstante, la demanda fue desechada y la historia de su caso, al parecer, se prolongará con el amparo presentado en el juzgado Tercero de Distrito CDMX.

Foto: Getty Images.