The Republican Club // Andy Thomas

La extraña pintura que Donald Trump tiene colgada en la Casa Blanca

Si Donald Trump es el encargado de decorar el interior de cualquier lugar, sabes que aparecerán cosas "curiosas". Tienen que ver la pintura que colgó en la Casa Blanca

Si Donald Trump es el encargado de decorar el interior de cualquier lugar, sabes que aparecerán cosas “curiosas” —por así decirlo— y este lunes, durante una entrevista en televisión, nos mostró su lado artístico con una chulada de pintura. Resulta que, dentro de la Casa Blanca, Trump colgó un cuadro de sí mismo echándose unas copitas con otros presidentes de la historia del Partido Republicano.

La pintura se llama The Republican Club y la pintó Andy Thomas, un artista de Missouri. En una entrevista con TimeThomas dijo que se la había regalado al presidente y se sentía “extático” de que estuviera colgada en la residencia oficial.

De acuerdo a la BBC, Thomas se dedica a retratar figuras y momentos icónicos de la historia de Estados Unidos, como la guerra civil, algunos presidentes o eventos recordados. Es más, Andy Thomas ya se había aventado la misma pintura pero con los presidentes del Partido Demócrata, nomás que esa no la habían colgado a la vista del público.

pintura-trump-partido-democrata

The Democrat Club // Andy Thomas

Eso sí, Trump no discriminó entre los presidentes “queridos” y los “no queridos”. Imagínense que López Obrador se aventara una así y pusiera a Benito, Porfirio, Victoriano Huerta, Salinas, Cárdenas y Echeverría.

Entonces, ¿quiénes son los presidentes que acompañan a Trump en esa velada de cubeibis?

pintura-trump-casa-blanca-presidentes

Abraham Lincoln: De espaldas y con vaso en la mano, le pueden ver la piochita. Es el presidente número 16 en la historia de Estados Unidos y es más reconocido por abolir la esclavitud en el País de las Barras y las Estrellas.

Theodore ‘Teddy’ Roosevelt: Parado y de chalecoEs el presidente número 26 y se le recuerda por ganar el Nobel de la Paz por ayudar a terminar la guerra ruso-japonesa.

Dwight Eisenhower: El que trae playera amarilla. Era comandante supremo de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. Años después se convertiría en el presidente número 34.

Richard Nixon: El de los Animaniacs, está tomando vino en la parte derecha. El presidente número 37, es el único en renunciar al cargo por el escándalo de espionaje de Watergate.

Gerald Ford: Está parado atrás, de camisa azul y pose de Fonzie. Es el presidente número 38, llegó justo después de la renuncia de Nixon y es el único presidente en la historia en no ganar ninguna elección. Su primer chamba fue otorgarle el perdón presidencial a Nixon. Cero sospechoso.

Ronald Reagan: El de camisa azul, sentado “a la derecha” de Trump. Reagan es el número 40. Su presencia fue clave en la Guerra Fría y el escándalo de Irán-Contra. También es reconocido por sus políticas monetarias que favorecían un implacable libre mercado y bajos impuestos.

George HW Bush: Parado en el lado izquierdo, de saco oscuro y camisa blanca. Sucesor de Reagan —o sea, el número 41— y es recordado por declarar el fin de la Guerra Fría  junto a su símil de Rusia, Mijail Gorbachov.

George W Bush: Sentado en la esquina inferior izquierda. Hijo del de acá arriba y el presidente número 43 en la historia de Estados Unidos. A él le tocó organizar las guerras en Medio Oriente y vivir el atentado del 11 de septiembre de 2001.

Ya con la pintura explicada, solo nos queda recordar que se parece a cierta obra de unos perros jugando póker.

Top Relacionadas