Si algo destacó dentro del viernes negro en París fue la unión de la gente para ayudarse mútuamente. En París la gente se solidarizó; quienes se encontraban en casa alojaron a la gente que huía despavoridamente por las calles, los taxis ofrecieron servicio gratuito y entre los que se encontraban en pleno acto terrorista ayudaban en llevar a los heridos a un lugar a salvo. Esta solidarización se propagó por todo el mundo, y no está de más, un acto así de cruel, sin sentido; donde diversas situaciones tanto religiosas como políticas se ponen por en frente de la sociedad, es totalmente repudiable.

Como hemos visto a través de las redes sociales, se han sumado gran número de sociedad civil en mostrar su apoyo a París ante este atentado. Una de las imágenes más recorridas por el mundo, sin lugar a dudas, es este diseño del símbolo de paz y amor con la emblemática Torre Eiffel, titulada “La paz en París”

¿Pero qué hay detrás de la imagen?

En un inicio muchos adjudicaron la imagen al prolífico artista urbano Banksy cuando una cuenta de fan en Twitter lo compartió, pero él, a través de un comunicado, ha anunciado que es todo un error, que no es de su autoría y que si quiera usa Facebook o Twitter; en su lugar demostró su apoyo con la siguiente entrada en su sitio oficial:

 

Untitled-4-large

En realidad el símbolo de La Paz en Paris es del artista francés Jean Jullien, quien después de ver las noticias de inmediato se dirigió a pintar su sentir, él detalló:

“Fue mi reacción más directa. Por lo general cuando dibujo hago una imagen que hará reír a la gente, o para comunicarse. Pero esta vez me sentí con la necesidad de comunicar algo que me hizo -y a todo el mundo- molestar. Era sólo mi forma de compartir mi reacción, de compartir una necesidad de la paz y la solidaridad frente a un desastre.”

En cuanto publicó su imagen ésta fue propagada más de 42,000 veces en Twitter y 22,000 en Facebook. Respecto a la atribución de su obra a Banksy, Jullien ha detallado que a él no le preocupa si nadie sabe quién es el autor, y que obviamente no busca aclarar este percance ni utilizarlo para promocionarse. El objetivo -el cual se ha cumplido- es el simple hecho de plasmar un sentir y hacerlo público, que la misma gente se sintiera identificada y se sumara al acto de solidaridad con Paris, y el de fomentar la paz alrededor del mundo.

Jullien detalló que se siente abrumado, por una parte alegre de que una ilustración suya haya cumplido su objetivo, pero que no quita la horrible y pesada fuente de inspiración que carga en un color rojo profundo de fondo.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook