La maldición de salir en la portada del videojuego Madden

Previo al arranque de una nueva temporada de la NFL, quisimos comentarles sobre una leyenda, uno de esos “mitos urbanos” que se ha hecho entorno a la portada de uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos.

Se trata del Madden, saga en honor a John Madden, el ex comentarista y especialista en futbol americano de la NBC y que en su momento fue jugador profesional con FIladelfia; fue entrenador de los Raiders y se proclamó campeón del SuperBowl XI, al vencer 32 a 14 a Minnesota.

Posteriormente se convirtió en la figura de la gran lista de juegos que han salido y que llevan su nombre. Tener un Madden, no importa de qué consola sea, es ya toda una tradición. Sin embargo, el destino, los astros o la mera casualidad (sólo Jaime Maussan sabe) han querido que los protagonistas de algunas portadas del juego, sufran de muy mala suerte.

Quizá habrán escuchado algo de eso, pero acá les contaremos qué ha sucedido con varios jugadores que fueron la imagen de varias ediciones:

Allá por 1999, Dorsey Levens fue elegido para engalar la portada del Madden. En esta temporada, el corredor tuvo una excelente campaña: corrió para más de mil yardas con los Green Bay Packers; no obstante, luego de vestir la portada del videojuego, la mala suerte vino.

Al año siguiente sólo pudo correr para 200 yardas; su carrera vino a menos y tuvo que retirarse en el 2004.

portada madden 2000

En el 2001, los ojos del Madden se pusieron en el corredor de los Titanes de Tennessee, Eddie George. El jugador era la estrella del equipo, pero después de haber sido la portada, todo cambió. Tuvo una lesión que lo dejó fuera de TODA la temporada y no pudo ayudar a su equipo en la postemporada.

portada madden 2001

Un año después, fue el turno para Duante Culpepper. Ahora era un mariscal de campo quien era la imagen del juego de video. Brilló con Minnesota; sin embargo, al iniciar la temporada correspondiente, se lesionó la rodilla y se olvidó de jugar en la campaña.

portada madden 2002

En 2003 vino la siguiente víctima. Marshall Faulk, en aquel entonces corredor de los Rams, fue el encargado de salir en la portada de ese año. Alcanzó mucha popularidad y era uno de los mejores, pero a raíz de haber trabajado con el Madden, ya no fue el mismo.

Se lesionó el tobillo y no volvió a correr 1000 yardas en una temporada. Ni siquiera su nombre lo ayudó.

portada madden 2003

Michael Vick, una de las revelaciones de la temporada 2004 fue el elegido. Destacó con los Halcones de Atlanta y demostró ser uno de los mejores prospectos de QBs que la liga tenía. Pero él fue uno más de esta serie de coincidencias maléficas y sobrenaturales que el juego emanaba.

Se fracturó el peroné en la pretemporada y le tomó más de cuatro meses volver a los emparrillados.

portada madden 2004

Para el 2005, El linebacker de los Cuervos de Baltimore, Ray Lewis apareció en la portada. En ese mismo año se fracturó la muñeca, pero no quedó ahí. La “maldición” lo persiguió hasta el 2006 cuando se lastimó en la semana seis y quedó fuera del resto de la campaña.

portada madden 2005

Donovan McNabb también pagó las consecuencias de haber salido en la portada del Madden. En la temporada 2006, en el primer juego, recibió un golpe que le provocó una hernia y al año siguiente, se rompió la rodilla. ¿Mala suerte? ¿Destino?

portada madden 2006

Durante el primer partido de la temporada 2007, Shaun Alexander se rompió el pie izquierdo y quedó fuera por seis semanas. ¿Motivo? El corredor de Seattle salió ese mismo año en la portada del videojuego.

portada madden 2007Vince Young fue el jugador-portada de la edición 2008. El mariscal de campo de Tenessee sufrió una lesión de rodilla que le dio muchos problemas y perdió la titularidad con Kerry Collins.

portada madden 2008

Uno de los mejores de todos los tiempos fue el elegido para la edición del 2009. Brett Favre terminó esa campaña sin alguna lesión, pero al final de ésta confesó haber jugado con los bíceps lastimados, lo que repercutió al final de la temporada.

portada madden 2009

Para 2010, ya no fue un jugador, sino dos los que salieron en la portada. Larry Fitzgerald de Arizona y Troy Polamalu de Pittsburgh se encaraban en la portada del Madden. La “maldición” fue doble, ya que los dos jugadores se lesionaron: Fitzgerald al inició de la temporada y Polamalu se lastimó la rodilla en el transcurso de ésta.

portada 2010

A partir de ese momento, ya ningún jugador tuvo algún tipo de lesión o incidente que lo afectara, pero… ¿ustedes creen que sí exista maldición del Madden?

¿Se imaginan si eso pasara pero con el FIFA o el PES? ¿Dónde está Jaime Maussan cuándo más lo necesitamos?