Niños que no saben “ler”, maestros que parecen pericos  y nomás vomitan información frente al grupo, esos y otros detalles de la educación en México son los que han sido detectados por el titular de la SEP, Aurelio Nuño, los cuales ya no podía callar y tenía que gritar a todo pulmón. Por eso es necesario que ya entre en acción la reforma educativa (según él).

Ahora que le entró a la onda de los chavos y se fue de ponente en las charlas [email protected], el secretario de Educación Pública lamentó que en nuestro país todavía se enseñe a la antigüita, en lugar de darle chance a los niños de aprender de forma libre y creativa… ya saben, para desarrollar “las habilidades y conocimientos que se requieren en el siglo XXI”.

aurelio-nuno-firma-libro-leer

“Mientras vivimos en este mundo en el que todo está cambiando y lo hace a gran velocidad, la educación sigue siendo más o menos la misma que hace 50 años; la mayoría de las escuelas de México siguen enseñando como se enseñaba hace 50 años, un maestro que da información, alumnos que la reciben pasivamente, que memorizan, que se les dejan tareas mecánicas, es decir, todo el sistema educativo estructurado a través de la acumulación del conocimiento y memorización, alineada con procesos industriales o de producción que ya quedaron superados”.

De acuerdo con Reforma, Nuño dijo a los presentes en el Centro Comunitario Miguen David que los niños de hoy en día tienen que hacer en lugar de memorizar y repetir como periquitos, es aprender a discernir y razonar… y es por eso que la reforma educativa ya está poniéndose en marcha: para que, además de aprender lo fundamental del idioma español (sí, neta que sí lo dijo) y las matemáticas, los niños aprendan artes, detonen su creatividad y vayan agarrando esa libertad que se necesita en un país democrático.

Y ¿en serio con la reforma educativa así se enseñará en las escuelas?

secretario-educacion-publica-aurelio-nuno

Bueno, no tanto así, pero lo que sí se hará es que se romperá con esa dinámica de la compra/venta de plazas… ahora sólo llegarán a profesores aquellos que demuestren tener los conocimientos y habilidades necesarias para darle batalla a los chamacos.

“Vamos Nuño… di lo tuyo”. Calientito como está el caso de la niña que lo corrigió por andar mochando palabras del hermoso español, don Aurelio no podía dejar de recordar a Andrea (nombre de la chamaca en cuestión). Claro, no lo hizo a modo de maldición, sino para decir que, con la reforma educativa, lo que se pretende es que haya más niñas así: “atentas, listas, seguras de sí mismas, respetuosas, esa es la transformación que queremos lograr”.

aurelio-nuno-andrea-sep-ler-leer