Y en la sección “Ya ni la burla perdonas”, pese a que el presidente Trump no baja a las fuerzas mexicanas de “maletas”, por no poder con los “bad hombres” que chambean sin broncas en la frontera, el Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, no las mira con malos ojos. Es más -para él- deberían de irse a ofrecer cátedra a los países del sur, nomás para que aprendan cómo se hacen las cosas.

 Lo que no sabe Kelly (o no quiso acordarse) es que las autoridades en Guatemala fueron las que dieron con el escurridizo de Javier Duarte; esto como ejemplo de que la policía nacional no tiene mucho de que presumir frente a las centroamericanas. Pero en fin, reporta Reforma que, previo a la “Conferencia para la prosperidad y la seguridad en Centroamérica”, el hombre que le hizo el feo a AMLO se desvivió en halagos hacia los uniformados aztecas, a quienes consideró con suficiente capacidad como para capacitar a sus homólogos salvadoreños, guatemaltecos, hondureños y los que se dejen, en cosas como el arte de combatir el narcotráfico, el crimen organizado, la violencia y la corrupción.

Tienen una gran experiencia en la lucha contra la corrupción dentro de la Policía y los Gobiernos, los mexicanos tienen una gran experiencia en eso, lo hacen todos los días, tiene una gran experiencia en operaciones militares para llegar a las instalaciones donde se ubican las drogas”, consideró Kelly, quien a la pregunta de si las fuerzas mexicanas tienen el pagüer necesario para entrenas a sus homólogos centroamericanos respondió: “sí, tienen una gran policía”.

Y por si se la estaba creyendo…

Suponiendo que Kelly tenga razón, su halago no fue gratuito. De acuerdo con aquellos que gustan de predecir al impredecible gobierno estadounidense, uno de los objetivos que tiene el secretario de Seguridad Nacional gringo es a echarle -sino toda, sí más- la bronca de la seguridad de la frontera guatemalteca al gobierno de México. ¿Qué no es así? En parte: en 2014, el presidente EPN proclamó el plan “Frontera Sur”, el cual visto como programa para cazar migrantes cuya principal intención es llegar a Estados Unidos (o no) se realiza con ayuda económica de los gringos… pero como Trump mandó a recortar el presupuesto para colaborar con otros países, Kelly fue cuestionado sobre si, ya que está tan a gusto con el trabajo mexicano, intercederá para sacarle más billete al republicano.

No… ¿para qué?, si con lo que tienen “están haciendo mucho ahora”.