La nueva droga que causa delirio extremo: Flakka

Todos recordamos el Kokodril

y el impacto que causó en nuestras mentes, al ver lo perturbada que se comportaba la gente al consumirla (aunque seguro muchos nos reímos de los videos). Aunque no sólo eso, también el deterioro físico que producía la droga en el cuerpo, nos hacía reflexionar acerca de lo peligroso  que puede ser una droga sintética.

Hace pocas semanas en Florida pasaron tres acontecimientos fuera de lo normal: un hombre desnudo corre a medio día en un cruce vial, otro se empala en una reja tratando de huir de asesinos imaginarios y otro quiso tumbar una puerta de vidrio, para protegerse de los huracanes. Y no, no estamos hablando de performance de artistas contemporáneos hispsters, sino que estas tres personas habían consumido una nueva droga llamada “Flakka”.

“Flakka es la marca de una de varias drogas estimulantes sintéticas, vendidas como estimulantes alucinógenos. Es parecida a lo que se ha conocido como sales de baño drogas químicas sintéticas conocidas como catinonas”, declaró a la BBC, James Hall, epidemiólogo en el Centro de Investigación Aplicada sobre Uso de Sustancias y Disparidades de Salud, en Florida.

Se consume inhalada, ingerida, fumada o inyectada; normalmente se combina con otras drogas como marihuana. Tan solo una pequeña dosis cuesta 5 dólares y produce desde alteraciones en el corazón, hasta agresividad, psicosis y muerte (en 2013, 132 personas murieron por esta sustancia).

flakka2

El individuo se vuelve psicótico, la mayoría de las veces se rasga la ropa, corre por todas partes, actúa violentamente, alucina, delira. Estas personas desarrollan una gran fuerza por la adrenalina, haciendo que se requieran entre cuatro o cinco policías para controlarlos. Y una vez controlados son propensos a morir, así que hay que brindarles atención médica inmediata. .Es además una droga de la que todavía hay muy poco conocimiento. “Es confusa. No es fácil determinar nada por su apariencia, forma o tamaño, dice Hall.

La flakka es la droga conocida como alpha-PVP, pero modificada, para volverla más adictiva y sacar provecho del negocio.

Muchos de los consumidores y hasta los mismos vendedores no saben qué cantidad están consumiendo o vendiendo, y eso la vuelve aún más peligrosa.