Videgaray: la relación con EEUU será digna, respetuosa y con inteligencia

Parecería que siendo candidato, Donald Trump provocó su salida del gabinete de EPN. Ahora que el republicano ya fue electo futuro presidente de los EEUU, es igualmente responsable de su regreso. Luis Videgaray asegura que el diálogo con el gobierno norteamericano será con “soberanía e inteligencia”.

¿Cómo la ven? Eso fue lo que dijo el flamante canciller durante el mensaje que ofreció con motivo de la inauguración de las Reuniones Regionales de Embajadores y Cónsules de México. Además aseguró que en la nueva etapa de la relación bilateral entre nuestro país con los Estados Unidos, la política que imperará será la del respeto…Así que nada de muestras de sumisión, sino movimientos realistas e inteligentes.

“Otras voces pronostican la sumisión vergonzosa, México no habrá de optar por ninguna de esas puertas falsas. México va a actuar como lo ha hecho a lo largo de su historia diplomática, con dignidad y con inteligencia, abriendo las puertas del dialogo y de la negociación para defender los intereses de México y los mexicanos”.

videgaray_mano

Está aprendiendo el muchacho

El hombre que llegó a la Secretaría de Relaciones Exteriores México (SRE) para aprender, señaló que la base de sus negociaciones con el vecino del norte será… Bueno, eso no lo aprende todavía, pero lo que sí ya aprendió es que “la soberanía no se negocia. La soberanía se ejerce dialogando y negociando con inteligencia y talento”.

videgaray luis hacienda

Anteriores representantes de México ante el extranjero nomás han brillado por su opacidad. La SRE ha servido más para hacerle el paro a ex gobernadores apañados en el extranjero (cof, Moreira, cof). Sin embargo, Videgaray asegura que cuando tenga a Trump de frente se rifará como lo grandes: “con una gran seguridad de nosotros mismos, sin miedo, sabedores de la importancia que tiene México para los Estados Unidos en lo económico, lo social y en lo político”.

Bueno, pues así el muchacho… Será está aprendiendo rápido o es un claro ejemplo de que la ignorancia es temeraria. A ver cómo le va.