¿La última entrevista con As Blood Runs Black?

Con 12 años de carrera As Blood Runs Black se ha consolidado en el gusto de una nueva generación que gusta el volumen alto, la distorsión y las guitarras potentes. Una banda joven que apenas cuenta con tres álbumes en su haber, siendo Ground Zero el más reciente, el cual están a punto de presentar en la Ciudad de México este fin de semana. Sin embargo en su regreso a nuestro país la banda viene algo descalabrada tras recibir duros golpes durante el año pasado. Historias de asaltos, estafas, y una posible separación circundan a esta banda. Pudimos platicar con su guitarrista Greg Kirkpatrick quien nos aclara muchas cosas al respecto

¿Cómo se sienten de estar de regreso en la Ciudad de México?

Muy bien, estamos ansiosos ya de hacer el show. Es una de las ciudades donde hemos dado nuestros conciertos más grandes y concurridos. Trajimos a nuestro staff cargado de cámaras de video porque queremos registrar el show y ver a todos ahí presentes .

El 2014 fue un año bastante rudo para ustedes, ¿cómo los va tratando el 2015?

Hasta ahora muy bien, por fin ya tenemos nuestro nuevo disco Ground Zero, la gente lo está escuchando. Nos fuimos a hacer varias fechas por Estados Unidos y Canadá. Tenemos alguna fechas en Los Ángeles pero estamos muy emocionados de comenzar la gira de este año en México y esperamos capturar buen material en video para poder utilizarlo después.

Este nuevo álbum fue financiado por sus fans mediante un fondeo colectivo. Muchas bandas parecen estar haciendo lo mismo. ¿Crees que está será la manera de lanzar álbumes en el futuro, que se haga esto con regularidad?

Si, la industria musical ha sufrido cambios radicales. Eso del crowdfunding es una cosa muy nueva, aún está en una etapa de prueba y error, hay que encontrar lo que funciona y lo que no, hay que cambiar un poco la infraestructura. Pero estamos en un gran momento. Históricamente tenías a una compañía de discos o alguien con mucho dinero que le prestaba a una banda lo suficiente para hacer un álbum, filmar unos videos y “esperar” que la gente lo comprara y recuperar el dinero.

Con esta nueva situación te das cuenta realmente de cuanta gente está interesada en verdad y lo quiere comprar porque lo pagan por adelantad. Te quitas de encima el riesgo de endeudarte con un préstamo por el resto de tu carrera, que es lo que muchas bandas hacen últimamente. De esta forma cortas al intermediario, sólo es la banda y los fans interactuando por un interés mutuo. Las disqueras, abogados, prestamistas, sólo complican todo. Aun falta mucho por mejorar en cuanto a la infraestructura del fondeo, la forma en que se recopila la información, la manera en que se distribuye el material que los fans están comprando. Si esto se mejora creo que será una tendencia entre los grupos porque se eliminan los riesgos de inversión, no te preocupas por producir más material del que la gente va a comprar.

Se les acusó en diferentes blogs y medios de haber estafado a sus fans, pues muchos de ellos no recibieron ni siquiera su descarga digital prometida con el donativo, sino hasta un año después. ¿Esto fue parte de lo que hablamos sobre los errores en las plataformas de fondeo?

Si, lo que sucedió fue que el sistema que usamos (Indiegogo) no pudo ordenar los miles de mensajes con los donativos que recibimos. Dependiendo de la cantidad, la gente recibía algo específico. El problema fue que tampoco nos mandaron ningún detalle al respecto. Nos mandaban su mensaje que decía algo así como “hola, doné tal cantidad, quiero esto”, pero no nos especificaban el tamaño de su playera o no enviaban su dirección completa para hacer el envío, no sabíamos tampoco su verdadero nombre. Entonces perdimos mucho tiempo en estar enviando mails a toda la gente, tratando de recopilar toda esta información a fin de tener todo listo para enviar todo. Nuestro management y nuestra disquera se ofrecieron a ayudar a ordenar toda esta información para que nosotros pudiéramos concentrarnos en seguir de gira y grabando videos.

Desafortunadamente mientras nosotros estábamos de gira, nuestra agencia no hizo el trabajo que debía y terminamos separándonos de ellos. A fin de cuentas todo nos hizo ver la razón por la que hicimos este fondeo desde un principio: si quieres algo bien hecho tienes que hacerlo tú mismo. Confiamos en estas personas, les tuvimos algo de fe y todo se fue al carajo mientras estábamos de gira, y no había nada que nosotros pudiéramos hacer.

Así que cuando regresamos nos pusimos a enviar todo nosotros, mandamos las descargas digitales y los “premios” que se habían ganado los fans. Hubo chicos que fueron a los shows y se subieron a tocar la batería o a cantar con nosotros en el escenario. Es un gran peso sobre nuestros hombros y nos sentimos realmente mal porque nuestros fan fueron los que hicieron posible que este álbum existiera. Esperamos que comprendan que esto es parte del momento de cambio que estamos viviendo en la escena musical y que seguramente se hará de mejor manera en el futuro. Comprendemos que mucha gente crea que los estafamos, que les sacamos el dinero y nos echamos a correr pero no es así.

También hay mucha especulación sobre si el grupo va a continuar o no. Muchos comentan que la banda se va a desintegrar cuando termine la gira. Con un nuevo disco y todo un tour por delante es difícil pensar que suceda, pero ahora que estamos hablando contigo quizás podamos aclarar el punto.

Ha sido un año bastante rudo para todos. Todo estaba saliendo bien hasta que vino todo este asunto con el fondeo, con los de Indiegogo que no enviaron lo que debían y esto nos repercutió a nosotros. Sufrimos robos y diversas situaciones que nos tumbaron y nos levantaron una y otra vez. Seguimos adelante con esto que para nosotros es nuestra pasión primordial. Con este tour estamos tratando de sopesar cuanta gente sigue con nosotros, cuanta gente está ahí aún, la pasión que esto les sigue despertando. Queremos tocar en todas partes, verlos a todos por última vez y desde ahí escuchar qué quieren, si quieren mucho más de la banda. Dependiendo de eso ya decidiremos a dónde va esto. En este género en particular es algo muy demandante, estamos de gira mucho tiempo y a veces ansiamos regresar a nuestras casas, a las cosas que nos son acogedoras. Sin los fans apoyándonos todo el tiempo, la vida en las giras sería algo imposible de soportar. Esperamos que al término del ciclo de este álbum podamos continuar pero a fin de cuentas todo va a depender de los fans.

¿Entonces podríamos hablar no de una separación pero sí de una pausa?

Es difícil decirlo, porque como ya mencioné, dependerá del apoyo de los fans. Aun si sucediera, todos somos hermanos, nos conocemos de hace años, vivimos cerca unos de los otros, así que seguramente terminaremos haciendo música juntos de una u otra manera. Tendremos que esperar al fin de la gira pero les garantizo que mantendremos la música circulando de una u otra manera.

A algunas bandas les molesta que se les encasille como Deathcore o Metalcore, es un calificativo que algunos usan como algo que denuesta el trabajo de una banda. ¿Les molesta ser encasillados en ello o están orgullosos de la etiqueta?

Es una locura eso de los subgéneros. Supongo que alguna vez nos preguntaron si tocábamos Deathcore y dijimos que sí y desde entonces se nos califica como tal. Es sólo una forma de llamarle a algo, una descripción. Hemos tratado de incorporar elementos de diversas influencias a nuestro sonido para ofrecer un poco de todo a la gente que busque algo determinado. Deathcore, Mathcore, Metalcore, pueden llamarlo como quieran, al final del día nosotros hacemos lo que hacemos y ya.

¿Algún mensaje final para sus fans?

Amamos a México, ya queremos tocar ahí, su apoyo ha sido uno de los más grandes en todos estos años, esperamos verlos a todos en los shows, pasen al área de mercancía y tómense una foto con nosotros, platiquemos, estrechemos las manos, queremos ver a todos ahí.

*As Blood Runs Black se presenta este sábado 17 de Enero en El Plaza Condesa.

@ivannieblas