Lado B: Divino, aleatorio y secuestrado fútbol.

Con el mundial a la vuelta de la esquina, para todo aquellos que no son tan fans del fútbol o los que se quieran dar un respiro, en Lado B te estaremos presentando algunas alternativas para acercarte al deporte más popular del orbe desde otra perspectiva: obras literarias, cine, fotografía, arte, diseño.

Con el mundial a la vuelta de la esquina, para todo aquellos que no son tan fans del fútbol o los que se quieran dar un respiro, en Lado B te estaremos presentando algunas alternativas para acercarte al deporte más popular del orbe desde otra perspectiva: obras literarias, cine, fotografía, arte, diseño…

Esperamos tus recomendaciones, comentarios y sugerencias. Por lo pronto tres excelentes recomendaciones literarias:


Dios es redondo. Autor: Juan Villoro

Villoro en este libro se da a la tarea de tratar de explicar el aspecto místico del futbol hablando acerca de rituales, mitos, supersticiones y demás elementos que le han dado al deporte en cuestión un grado de fanatismo solo comparable con la religión. El libro es apto tanto para fanáticos de hueso colorado como para incrédulos que nos preguntamos ¿Por qué tanto alboroto por una pelota?

La pelota no entra por azar. Autor: Ferrán Soriano

¡Que se lo digan a Vela!… El autor de este libro es nada más y nada menos que el ex-vicepresidente del Barcelona (2003-2008) que nos platica otro ángulo de los manejos del futbol, de cómo llevó a este equipo a la cima del mundo, de las verdaderas motivaciones del equipo y otros secretos del management que bien pueden ser aplicados en toda empresa.

Futbol secuestrado Autor: Carlos Prigollini

Así es, no solo el Jefe Diego está secuestrado, según el antropólogo y gran aficionado Carlos Prigollini el futbol es rehén de… ¿adivina quién?, claro, los medios, más específicamente las 2 grandes televisoras que todos conocemos, en su libro, Prigollini nos cuenta las maneras poco éticas en que se manejan las televisoras según sus propios intereses, desde corrupción para darle “oportunidad” a jóvenes “con talento” hasta vender una selección nacional que no pasa por sus mejores momentos… ¿suena familiar?.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)