Un ladrón en Las Vegas está alcanzando fama internacional después de haber cometido un robo que quedará marcado como uno de los atracos más manchados de la historia reciente. El hombre tuvo la puntada de robarse una caja que tenía medicinas para el cáncer valuadas en 40 mil dólares. ¿Quieren enojarse un poquito más? El tratamiento es para un joven de 14 años que lucha por su vida.

Para los que llegaron a la nota con sed de justicia, les tenemos malas noticias: a pesar de que la imagen de la cámara de seguridad se hizo viral, las autoridades de Las Vegas todavía no han identificado al amigo de lo ajeno.

Stacey Shavinsky, la madre del joven enfermo, mencionaba en televisión que lo único que pide es que el hombre regrese las cajas que tomó pues contienen el tratamiento que su hijo tiene que tomar diario para “una extraña forma de cáncer” que no especificó. Aunque el robo de paquetería es común en Estados Unidos, la familia explicaba lo difícil de la situación actual. “Esta vez no fueron unos tenis, es algo que necesitamos desesperadamente”, mencionaba.

Aunque el verdadero delito debería ser que las medicinas para el cáncer costaran 40 mil dólares (casi 770 mil pesos) y que no haya ningún seguro médico que cubra al chavo, los medios locales también están culpando a la empresa de paquetería por dejar la caja en la puerta de la casa en lugar de exigir una firma de recibido como se acostumbra en este tipo de entregas.

La policía de Las Vegas confirmó que el hombre, con todo el look de Scumbag Steve —Bienvenidos a ‘Prehistoria del Internet’—, se enfrenta a delitos más graves de lo normal por el valor del paquete que tuvo a bien volarse.