Por si las dudas: SRE pide a “dreamers” que mejor no vengan a México

Aunque Donald Trump aseguró que no se metería con los mexicanos que fueron protegidos con el DACA, la reciente aprehensión de uno de ellos despertó dudas.

De acuerdo con medios locales, en los últimos días han arreciado las redadas en contra de migrantes. A eso, súmenle que apenas fue detenido injustificadamente Daniel Ramírez Medina, un “dreamer” mexicano. Resultado: pues como que en Estados Unidos la cosa no anda muy segura para los mexicanos.

Sin embargo, aunque dicen las autoridades mexicanas que no hay “cacería” de paisanos, por si las dudas es mejor que pasen lo más desapercibidos. Una forma de hacerlo es no venir a México, no importando que estén protegidos por las leyes norteamericanas. Como es el caso de los miembros del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), los llamados “dreamers”, a quienes todavía el año pasado se les invitó a México, pero ahora, como está la situación, es mejor que ni le muevan.

“Estuvimos promoviendo nosotros las visitas de “dreamers” (en 2016). En estos momentos no lo estamos ya haciendo. Estamos actuando ahorita con prudencia”, comentó el subsecretario para América del Norte, Carlos Sada.

En teoría, los miembros del DACA pueden salir de Estados Unidos y regresar sin broncas. Sólo les basta con tramitar un permiso con el que se les autoriza viajar, siempre y cuando sea con fines humanitarios o educativos. Incluso –señala Reforma– a su regreso tienen la posibilidad de regularizar su situación.

Lo anterior (implementado durante la administración de Obama) suena bien… pero llegó Trump y con sus políticas antimigratorias oscureció el panorama. A tal grado que Sada recomienda a los aspirantes al DACA a que, por el momento, no soliciten su adhesión al programa. ¿Por qué? Simple precaución: las autoridades migratorias aseguran que en nada ha cambiado la legislación para los “dreamers”. Según las órdenes ejecutivas firmadas por Trump, sólo se busca deportar a “delincuentes o criminales”. La prioridad son las personas con antecedentes. Pero…

Daniel Ramírez Medina, el primer “dreamer” mexicano detenido

El pasado viernes, agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) detuvieron en su domicilio de Seattle al mexicano Daniel Ramírez, inmigrante acogido por el DACA. De acuerdo con medios locales, el arresto de Daniel se dio mientras se hacía lo propio con su padre. Todo sin razón aparente.

Más tarde, las autoridades informaron que la aprehensión de Ramírez Medina obedeció a que éste tiene vínculos con pandillas. Acusación que él mismo aceptó. Sin embargo, ahora los abogados del mexicano de 23 años han señalado que el arresto fue “un error”, por lo que exigen su liberación inmediata. Además, advirtieron, se demandará al Departamento de Seguridad Nacional del gobierno de Donald Trump por arresto injustificado.

La detención de Daniel Ramírez despertó el interés de los medios, a raíz de que se trata de la primera en su tipo, luego que Donald Trump firmó órdenes ejecutivas para endurecer la vigilancia migratoria.