The Hollywood Reporter ha seleccionado su lista de lo que considera fueron las grandes películas ignoradas en la ya anunciada selección de los Oscares. Era de esperarse ver en la lista la elogiada J. Edgar, lo mismo que Tintin, del favorito de la Academia, Steven Spielberg, las cuales fueron soprendidamente ignoradas.

El guión original de 50/50.

Protagonizada por Seth Rogen y Joseph Gordon Levitt, 50/50 es una comedia de temas dramáticos sobre cómo un joven lidia con el cáncer. El guión con tintes autobiográficos de Will Reiser fue totalmente ignorado por Academia a pesar de haber sido elogiado tanto por los críticos como por el público.

Albert Brooks en Drive.

Drive se estrena el próximo viernes en la Ciudad de México; una de las películas que más expectativas generó el año pasado en Estados Unidos. En la película podemos apreciar la actuación de Albert Brooks como un gángster que aterra en cada escena que aparece, y sin embargo, no fue nominado a mejor actor de reparto a favor de Kenneth Branagh en My Weekend With Marilyn, Jonah Hill en Moneyball, Nick Nolte en Warrior, Christopher Plummer en Beginners, y Max von Sydow en Extremely Loud and Incredibly Close. Ni modo, hasta la próxima entrega.

Beginners.

Este drama autobiográfico del director Mike Mills no fue nominado a mejor guión original como se esperaba, aunque no fue completamente ignorado, ya que Christopher Plummer fue seleccionado a competir por la estatuilla a mejor actor de reparto.

Cars 2.

Ignorada tanto por el público como por los críticos, Cars 2 ahora representa el verdadero hoyo negro de Pixar: tras 4 años consecutivos de ganar mejor película de animación, este año la compañía ni siquiera fue nominada.

The Girl With the Dragon Tattoo.

The Social Network, la película del año pasado por Fincher, se llevó a casa varias estatuillas, entre ellas mejor música a Trent Reznor. Este año, sin embargo, The Girl With The Dragon Tattoo, la cual está nominada a mejor dirección en la Directors Guild Awards, ignoró a David Fincher en las nominaciones.

J. Edgar.

Si DiCaprio estaba seguro de algo, y se nota, durante su actuación en J. Edgar, es que una nominación al Oscar a mejor actuación era inminente. Desafortunadamente, no fueron nominados ni él, ni Clint Eastwood a mejor dirección, ni Dustin Lance Black a mejor guión original. .

Harry Potter and the Deathly Hallows- Part 2.

La Academia debió haber cometido los mismo que hizo con The Lord of the Rings: The Return of the King– nominar la última película de una aclamada franquicia a mejor película para recompensar no haber premiado sus entregas pasadas con títulos más importantes. Sin embargo, no pasó, y el equipo detrás de Harry Potter tendrá que contentarse con sus nominaciones a efectos visuales, dirección de arte, y maquillaje.

Andy Serkis en The Rise of the Planet of the Apes.

Una nominación a Serkis como mejor actor hubiera sido un paso importante por ser la primera nominación de ese tipo a una actuación completamente hecha en CGI. Fox Studios se tomó mucho tiempo haciendo propaganda hacía este nominación, que simplemente no sucedió.

Shame.

Esta película de Steve McQueen literalmente deja en completa desnudez a su protagonista Michael Fassbender en una electrizante actuación, que lamentablemente fue dejado fuera, contrario a rumores.

The Adventures of Tintin.

Nosotros preferimos Las Aventuras de Tintin al joven enamorado de su caballo en War Horse, pero la Academia prefirió ignorar completamente la película en CGI de Spielberg por la segunda mencionada, de tintes históricos, que se encuentra nominada a mejor película.