En el Senado, la Ley Federal de Austeridad Republicana avanzó y fue aprobada en lo general y particular, con todo y la reserva que dicta los 10 años de prohibición para que exfuncionarios que ocuparon altos cargos y con información privilegiada se incorporen a la iniciativa privada.

En contexto del mensaje nacional que AMLO dio en el Zócalo CDMX, la Ley de Austeridad Republicana obtuvo el visto bueno de 60 senadores, la oposición de 29 y ninguna abstención en sus reservas. Sin embargo, ¿de qué va esta aprobación?

Ley Federal de Austeridad Republicana

Ya se había mencionado esta condición pero acá van los detalles: con respecto al plazo para que los exfuncionarios se incorporen a la iniciativa privada, esta sólo será aplicable a mandos superiores —siempre y cuando manejen información privilegiada, según señala la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Austeridad-republicana-cámara-senadores

“Con 60 votos a favor y 29 en contra se aprueban los artículos reservados del dictamen que expide la Ley Federal de Austeridad Republicana, y reforma la Ley General de Responsabilidades Administrativas, y la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria”. @senadomexicano

¿Qué más? En su artículo 61 esta ley prevé que los ahorros obtenidos por su aplicación se destine al Ejecutivo, para la realización de programas contemplados en el Plan de Desarrollo o como AMLO considere necesario —cosa por la cual, además del plazo de los 10 años, los legisladores panistas protestaron.

“Los ahorros generados como resultado de la aplicación de dichas medidas deberán destinarse en los términos de las disposiciones generales aplicables a los programas del ejecutor del gasto que los genere. Por cuanto hace al Poder Ejecutivo, dichos ahorros se destinarán a los programas previstos en el Plan de Desarrollo o al destino que por decreto determine el titular, señala el artículo 61.

Foto: Cuartoscuro.

Como mencionamos, la oposición como el PAN (Partido Acción Nacional) y PRI (Partido Revolucionario Institucional) calificaron esta decisión como una exageración y hasta calificaron la restricción de 10 años como un castigo.

En fin, sólo para contextualizar es necesario recordar que la Ley Federal de Austeridad Republicana ya había sido votada en la Cámara de Diputados, se remitió al Senado y tras la decisión esta regresó a la Cámara Baja, pues se realizaron modificaciones a la minuta original.

Entonces, ahora le toca a los diputados dar la estocada final en una Ley de Austeridad prometida por AMLO durante su campaña electoral.

Puntos clave de la Ley de Austeridad Republicana

Para no hacer el cuento largo, van los puntos originales de esta Ley que ha pasado de la aprobación social a la polémica:

  • ¿Qué va a ser de los recursos obtenidos tras el ahorro? De acuerdo con la iniciativa, los recursos se irán a los programas del Plan Nacional de Desarrollo o a donde lo disponga AMLO.
  • Se hará la promoción de la política de austeridad mediante un Comité de Evaluación.
  • La reducción de la publicidad en el gobierno Federal —que se limitará sólo a difundir sus actividades.
  • El candado a los exfuncionarios, 10 años de plazo para que se incorporen  a la iniciativa privada —sólo aquellos que manejaron información privilegiada, en los altos cargos del gobierno.
  • El tope para los asesores —cada dependencia federal tendrá un máximo de tres asesores. Mientras, los secretarios de Estado sólo podrán tener un secretario particular —eliminando las plazas creadas en 2001 en las áreas de dirección general.

  • Se van los fideicomisos en el sector salud, educación, justicia y seguridad social para evitar la opacidad en el manejo de recursos.
  • Comportamiento de los funcionarios. Ninguno de ellos podrá recibir un bono que no esté previsto en la ley y no podrán beber en sus horas de oficina.

¿Qué dijo AMLO?

Sobre el rubro del poder que adquiere el Ejecutivo para decidir dónde se destinarán los recursos, en la conferencia mañanera de este día AMLO señaló que esta facultad será de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para evitar controversias.