Luego de dar muestras de cómo se trata a nivel local el problema de inseguridad que podría avecinarse en la Ciudad de México por la salida de 4 mil reos, debido a las facilidades que otorga el nuevo Sistema de Justicia Penal, el jefe del gobierno capitalino ofreció un adelanto de cómo trataría el mismo asunto, pero a nivel nacional… de la misma forma. Nomás echando aguas.

El pasado viernes, ante la previsión de que unos cuantos miles de acusados de delitos no considerados graves puedan solicitar libertad provisional y volver a las calles, Miguel Ángel Mancera ofreció esa seguridad que los ciudadanos piden de quien lleva el mando: “habrá que prepararse la sociedad”, atinó a decir.

Ahora, como presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), Mancera escaló su no muy útil señalamiento a nivel nacional, ya que –a su consideración– las fallas de la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal afectan de forma general al país.

“Esto va a ser nacional; el número que yo les di (4 mil reos que podrían solicitar libertad provisional) es sólo para la Ciudad de México, pero estamos hablando de muchos miles más”.

Luego de ver la cáscara que se aventaron exseleccionados nacionales de México y Alemania, Mancera señaló que las solicitudes de libertad habrán de ser revisadas una a una (¿podría ser de otro modo?) para ver los criterios que utilizaron los jueces y así determinar que la decisión del Ministerio Público haya estado bien fundamentada. Asimismo se verá la posibilidad de ampliar el catálogo de delitos graves y la corrección de varios artículos del Código Nacional de Procedimientos Penales.

“No es cargarle a la Suprema Corte, es algo que ya estaba en la Constitución. Está escrito en el artículo 19 cuáles son los delitos graves y no están muchos de los que tenían a las personas ahí, sin embargo, se tiene que analizar el trabajo de los Ministerios Públicos”, señaló Mancera el pasado viernes, cuando pidió a los capitalinos “prepararse”, porque con tanto delincuente no rehabilitado, va a estar dura la inseguridad…  Aún así, se dio el lujo de mandar a unos cuantos policías de la CDMX a hacer operativos en Guerrero para combatir el robo de autos.

Información: Excélsior, Milenio, La Jornada