Esto no quiere decir que don Ramón ya la libró. Nomás que las autoridades le concedieron el beneficio de llevar el proceso en su contra desde casita. Es decir, en prisión domiciliaria.

Hace una semana el panorama era más que sombrío para Ramón “N”: luego de ser detenido por asesinar al presunto secuestrador de su hijo (mejor dicho, a quien estaba por secuestrarlo), un juez le dictó un año de prisión preventiva en el penal de Zongolica, Veracruz. Esto pese a las movilizaciones que se viralizaron con el hashtag #LiberenADonRamón.

Agentes de la DEA están involucrados en desaparición de cinco mexicanos

Foto: Shutterstock

Sin embargo, este lunes la Fiscalía General del Estado de Veracruz informó que el delito por el que el hombre de 66 años estuvo en prisión preventiva será reclasificado. De homicidio pasó a homicidio en riña, lo cual permite que lleve el proceso en prisión domiciliaria.

Bueno… no nomás por eso: de acuerdo con Reforma, el juez decidió otorgar el beneficio a Ramón “N”, tomando en cuenta la excepción por edad y enfermedad, lo cual se tiene contemplado en el artículo 166 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Fue el pasado 8 de diciembre cuando Ramón “N” fue detenido por las autoridades veracruzanas, luego de que el señor matara a quien supuestamente estaba por secuestrar a su hijo.

Según los reportes de los hechos ocurridos en la comunidad de Tecamalucan,  en Acultzingo, Veracruz, el ahora occiso y otras personas iban en un auto persiguiendo al hijo de Ramón “N”, con la intención de secuestrarlo. Al notar esto, el señor de 66 años tomó su rifle y disparó contra los presuntos captores, matando a uno e hiriendo a otro.

Tras la detención de Ramón “N”, inmediatamente se dieron movilizaciones por parte de los vecinos de la comunidad de Tecamalucan, quienes bloquearon diversos puntos de la carretera Orizaba-Tehuacán, exigiendo la liberación del hombre.

Por su parte, los usuarios en redes sociales hicieron lo propio, viralizando la protesta con el hashtag #LiberenADonRamón.

Pues bueno, quién sabe si fue por la presión… o porque de plano la defensa de Ramón “N” se rifó. Como sea, él ya está en casa y en tres meses veremos qué pasa con su caso, ya que es el plazo que el juez determinó para que se presente la investigación complementaria.