“¡Qué!, no se supone que lo que se dice en campañas se queda en las campañas”, es lo que dicen los militantes del PRI, ahora que su líder es investigado por una denuncia hecha nada menos que por uno de sus compañeros de partido, cuando buscaba el cargo… ya saben, época de “guerra sucia”.

Pues resulta que la noticia “bomba” del fin de semana es la investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) tiene contra el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, Alito, por enriquecimiento ilícito… y, antes de que quieran acusar persecución o mala leche de las autoridades, deben saber que fue un priista quien hizo la acusación que derivó en la báscula ratera que le están aplicando al líder tricolor.

FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

De acuerdo con Reforma, el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, el pasado 22 de julio acusó a Alejandro Moreno de enriquecimiento ilícito… esto mientras ambos disputaban la dirigencia nacional del PRI.

De hecho, al calor de la contienda se hicieron más acusaciones contra Alito, pero la de Ulises Ruiz fue la efectiva, ya que el exgober de Oaxaca se lució al ofrecer más detalles de las posibles transas del ahora líder tricolor.

Las primeras indagatorias van sobre 16 inmuebles, dos vehículos y cuatro cuentas bancarias propiedad del flamante priista. Con estos se pretende demostrar que sus ingresos distan de los recursos con los que adquirió tanta propiedad.

Imagen vía: Reforma

A ojo de buen cubero, la cosa es más que evidente: el pasado 8 de julio, Reforma dio a conocer que sólo una de las residencias del líder nacional del PRI estaba valuada en 46 millones de pesos… siendo que durante el tiempo que se hizo de ella, sólo reportó ingresos por 5 millones de pesos anuales.

“Confiamos en que la FGR no se convierta en instrumento para perseguir a los opositores del régimen”

Como era de esperarse, el CEN del PRI salió en defensa de Alejandro Moreno… y sí, aunque parezca ridículo, iniciaron la argumentación señalando que, en épocas de campañas, todo lo que se dice nomás es cábula: muchas de la información con la que los contendientes hacen descalificaciones (cof, y promesas, cof) “resulta ser falsa”.

Por otra parte, los del PRI aseguran que la compra de inmuebles de su ahora líder nacional se hizo en épocas en las que ni siquiera era gobernador de Campeche… así que los precios a los que los adquirió fueron muy por debajo de los que la denuncia indica. Por lo que dicen los del tricolor, Alito compró los terrenos a precios de ganga, ya que fue antes de que la zona estuviera “urbanizada” (cof, ya después se hizo gobernador de Campeche, cof, y se encargó de urbanizar su terreno… ¿así se oye mejor?)

Y, ahora sí… una vez hecha la maroma para “limpiar” la imagen de su líder nacional, el PRI expresó su indignación por el hecho de que la denuncia de Ulises Ruiz contra Alejandro Moreno haya sido filtrada. Según lo que insinúa la carta firmada por la secretaria de Comunicación del CEN del PRI, Paloma Sánchez, esta filtración fue nomás como calambre, luego de que el PRI se opuso (sin mucho éxito) a las leyes secundarias de la reforma educativa, recientemente avaladas en la Cámara de Diputados.

Alejandro Moreno y EPN

Foto: Especial

Seguiremos siendo una oposición fuerte, combativa y transparente; no permitiremos intimidaciones, ni revanchas políticas que busquen silenciarnos. Quienes pretendan dividirnos se encontrarán con un partido unido, fuerte y convencido de que nuestra mayor fortaleza es la firmeza con la que trabajamos a favor de México“, escribió Alejandro Moreno en su cuenta Twitter .