Foto: Conanp

¡Wow! En Chihuahua nacieron 2 lobos mexicanos en vida libre

Muy buenas noticias entre tantas cosas horribles que pasan. Resulta que tras el monitoreo que se lleva a cabo a varias parejas de lobos mexicano en Chihuahua, recientemente se encontró que nacieron dos camadas de esta especie en vida libre.

Así lo informó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Universidad Autónoma de Querétaro.

foto-lobo-mexicano-universidad-queretaro

Foto: Universidad de Querétaro

Monitoreo constante

Por medio de las cámara trampa que se instalan en la zona en donde viven los lobos se pudieron observar a 2 cachorros en buen estado de salud. Son resultado de una hembra nacida en vida libre en 2015 y un macho liberado en septiembre de 2018, no hubo intervención humana para su reproducción lo que es muy buena noticia.

Que estos ejemplares se hayan podido reproducir es que la especie está logrando adaptarse a su entorno natural en parte gracias a los esfuerzos para reintroducirlos de la Dirección General de Vida Silvestre desde 2011.

Además esto significa que los ejemplares que se mantienen bajo cuidado humano conservan el comportamiento que les permite interactuar y establecer grupos reproductivos con ejemplares que nacieron en libertad.

lobo-mexicano-cachorros-chihuahua

Foto: Conanp

De acuerdo con la Conanp, hasta el momento el Programa de Acción para la Conservación de la Especie (PACE) ha logrado el nacimiento de 11 camadas de lobo mexicano en vida libre gracias al apoyo de la Universidad Autónoma de Querétaro, productores locales, ejidos y comunidades.

De éstas se ha logrado documentar el nacimiento de una camada al año entre 2014 y 2016, pero afortunadamente de 2017 a 2020 se registró el nacimiento de dos camadas por año.

Además se logró la reproducción y supervivencia de cientos de lobos dentro de zoológicos en México y Estados Unidos y de una población de alrededor de 190 lobos en vida libre en ambos lados de la frontera.

nacimiento-lobos-mexicanos-chihuahua-conanp

Foto: Conanp

Es gracias a esto que en octubre de 2019, el lobo mexicano pasó de “probablemente extinta en el medio silvestre” a “en peligro de extinción”.