¡Cómo pasa el tiempo! Hace poco más de un año un automovilista, bautizado en redes sociales como #LordAudi, agredió al ciclista y periodista Ari Santillán mientras este circulaba por el carril confinado de Félix Cuevas. El sujeto, identificado como Rafael Márquez Gasperín, iba empujando a Santillán con su vehículo, dañó la bicicleta, agredió a un elemento de la policía bancaria y, en su fuga, se llevó arrastrando una Ecobici por la vialidad. El episodio nos conmocionó a todos y dejó una frase para la posteridad: “Esto es México, wey”. Esta afirmación aplica para explicar todas las cosas que no deberían de pasar en nuestro país pero que, a pesar de todo y al amparo de la impunidad, terminan por pasar. Al parecer el episodio de #LordAudi no nos dejó ninguna enseñanza. Los cochistas siguen circulando por donde se le viene en gana, las autoridades no tienen mano dura con estos infractores y los que siempre la terminan pagando son los peatones o los ciclistas.

Ayer, 7 de agosto, como si se tratara de un déjà vu, se registró un episodio dolorosamente parecido. Un automovilista volvió a invadir un carril confinado. Otra vez en Félix Cuevas. El conductor, igual que el tristemente célebre #LordAudi, se molestó cuando le recriminaron su infracción. Hasta ahí todo igual, salvo que en esta ocasión, a diferencia del capítulo anterior, el lord agredió físicamente al denunciante con golpes y empujones. El conflicto fue documentado por el ciclista y activista Ari Santillán, quien se encontraba grabando “ofensas al reglamento de tránsito” en el lugar. Santillán tomó las placas del Renault Sandero que cometió la infracción, lo cual causó enojo en el cochista; este se bajó de su auto y comenzó intimidar y embestir al ciclista. En algún momento del ataque se puede escuchar a Santillán decir: “Cálmate, estoy haciendo mi chamba”.

A lo que el lord del Sandero contesta: “Muéstrame la foto, wey. Si está mi carro, te parto la madre”. Al final de la grabación, se puede ver más gente documentando la agresión. Al lugar también arribaron un par de policías, quienes en un principio intentan detener al lord automovilista, pero al fracasar, recomiendan tomar el número de la placa y levantar una denuncia. El video fue compartido en la cuenta de Los Supercívicos y ya cuenta con más de 1.6 millones de reproducciones.