Esta mañana todas las escuelas en la ciudad de Los Angeles fueron cerradas debido a una amenaza recibida por algunas escuelas en el área vía correo electrónico.

Hasta el momento las autoridades no han dado muchos detalles pero se teme que se trate de una amenaza de bomba.

El superintendente Ramón Cortines pidió a todos los trabajadores en las escuelas a reportar cualquier detalle que esté fuera de lugar pero advirtió a no tocar o hacer nada.

Cortines también mencionó que las escuelas en el distrito reciben amenazas ocasionalmente pero debido a los recientes ataques en San Bernardino, decidió tomar precauciones extra.

También se sigue investigando sobre que tan creíble es la amenaza.

Via Time/The Guardian

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook