Los exitosos músicos anónimos del Wrecking Crew y su documental

En el mundo de la música, existe una raza, una especie, casi una logia de músicos anónimos que en gran medida han sido responsables del éxito que tuvieron muchos de los más famosos artistas. Esta raza de humanos extraordinarios, sin rostro y sin nombre pero con extraordinarias facultades musicales, es conocida como los “músicos de estudio” y un grupo de ellos, quizás el más exitoso, fue The Wrecking Crew.

Uno piensa que Brian Wilson, el prodigio de los Beach Boys, tocó ese bajo que retomaba elementos de jazz, el órgano “carruselesco” y el arreglo de “Good Vibrations” o “California Girls”. Que la fallecida Karen Carpenter acarició con excelsa precisión la suave batería de “Close To You” o que John Phillips, el aparentemente bonachón hippie de The Mamas and the Papas es el responsable de la gran introducción de guitarra de “California Dreaming”.

Hemos vivido en el error por décadas. Aún así, no es nuestra culpa. Las disqueras, los productores y a veces los propios artistas titulares se encargaron de no dar crédito a estos músicos que literalmente dejaron el alma y su talento plasmado en los álbumes pero sin que su nombre apareciera por ningún lado. Éxitos que todos conocemos por parte de los Byrds, The Mamas and the Papas, Elvis Presley, Harry Nilsson, The Beach Boys, Sam Cooke, The Carpenters, The Ronettes, Simon and Garfunkel, FrankNancy Sinatra son acompañados, arreglados y hasta producidos en parte por estos músicos anónimos.

Sin embargo el anonimato ha levantado su velo.

wrecking2

Estos músicos entrenados en la escuela del Jazz, autores de canciones, temas de televisión y películas, quienes eran tan buenos que podían grabar un tema en una sola toma, hoy en día son motivo de un documental que les hace justicia.

Denny Tedesco es el director de esta cinta que por fin lleva los reflectores a una importante parte de la música contemporánea. No es para menos. Los integrantes de The Wrecking Crew, aparte de ser de los mejores pagados en el oficio (algunos ganaban incluso más que el presidente de Estados Unidos), dejaron algo más que su destreza musical en los surcos de los discos. También dejaron sus mejores años casi viviendo en el estudio de grabación, familias separadas, matrimonios arruinados y sin embargo dándole forma al soundtrack de nuestras vidas quizás menos agitadas.

Denny Tedesco es el hijo de Tommy Tedesco, guitarrista y parte fundamental de este grupo de músico, con un gran talento y sentido del humor quien falleciera a consecuencia del cáncer en 1997 (fumaba tres cajetillas de cigarros al día). Su nombre desde luego, no les dice nada, pero este señor es quien interpretó, entre muchas otras cosas, los temas de populares series de televisión como The Twilight Zone, Bonanza, M*A*S*H* y Batman.

wrecking3

La película se estrenó en Nueva York el pasado 13 de Marzo y hará una “gira” por distintas salas de la Unión Americana y posteriormente será lanzada en un DVD. El cáncer de su padre, fue lo que motivó a Denny a contar su historia y la de su grupo, cosa que además le llevó 13 años lograr pues nunca contó con grandes recursos para la producción. Aunado a ello para usar las 110 canciones que necesitaba debía pagar una cantidad exorbitante por derechos de autor. Su esposa y amigos cercanos donaron la mayor cantidad de dinero posible y también recurrieron a un Kickstarter para pagar la cuenta de 75 mil dólares que costaba hacer el documental, a sabiendas que de por sí los documentales no venden muy bien y los musicales mucho menos.

Al decir grupo no hablamos del habitual cuarteto o quinteto, a veces los Wrecking Crew podían ser entre 15 o 35 músicos dependiendo de la sesión. Aunque entre ellos los más destacados son la sensacional bajista Carol Kaye, los bateristas Hal Blaine y Earl Palmer, los guitarristas Al Casey, el propio Tedesco y Glen Campbell (quien después se lanzaría como solista con los hits “By the Time I Get to Phoenix” y “Rhinestone Cowboy” y actualmente ha sido diagnosticado con Alzheimer), los pianistas/tecladistas Don Randi y Leon Russell (quien acompañaría a George Harrison y Joe Cocker en los 70), y el saxofonista Plas Johnson.

Tedesco comenzó a filmar en 1996 y entrevistó a más de 70 músicos, productores, escritores, arreglistas e ingenieros de los cuales sólo 29 quedaron en la edición final.

Hal Blaine quien ahora tiene 86 años, comenzó su carrera tocando en bares de strippers en Chicago a finales de los 40. Participó en al menos 40 sencillos que llegaron al primer lugar de las listas y 150 de los que alcanzaron los 10 primeros lugares. En ocho grabaciones que ganaron el Grammy por Álbum Del Año su batería estuvo presente y además fue la sólida roca en la que estuvo cimentada la Pared de Sonido de Phil Spector como es patente por ejemplo en el track “Be My Baby” de las Ronettes.

https://www.youtube.com/watch?v=peY8PUJ-esU

Los Wrecking Crew eran una nueva generación de músicos, muy aparte de quienes llevaban en el oficio desde los años 40 y 50 quienes eran adultos, andaban vestidos con corbata, sacos cruzados y llevaban pequeños ceniceros en la mano. Veían a estos jóvenes en pantalones de mezclilla y playeras haciendo el mismo trabajo y pensaban que estos mozalbetes destruirían el negocio, de ahí el apodo, aunque Carol Kaye dice que les llamaban The Clique y Don Randi (responsable de ese piano pulsante en “God Only Knows” de los Beach Boys) recuerda que eran los Wall of Sound. Más que destructivos, los Wrecking Crew en realidad podían tomar por asalto una sesión si el productor o el ingeniero no se ponían las pilas y en muchas ocasiones acabaron decidiendo los arreglos por los músicos o de plano eran tan buenos que el productor no podía hacer más que aceptar su propuesta.

El trabajo de Tedesco es sumamente importante al rescatar y poner en el ojo público este pedazo de la historia de la música para que no quede en el olvido.

Blaine dice que los Wrecking Crew eran buenos en la medida que sus canciones eran hits y ellos sin duda tuvieron más hits que nadie.

Aquí les dejamos el trailer de este filme.

Algo sobre cómo participaron en “Good Vibrations” y “California Girls” de los Beach Boys

Y un clip sobre el origen del nombre