b_larcherdebrito_0527_1

“Al que no le guste, que se vaya” declaró la tenista portuguesa Michelle Larger de Brito, después de las quejas del público y jugadores ante los estrepitosos gritos que incluye en su juego.

A razón de este fenómeno, el diario Marca publicó un estudio sobre el alcance del ruido que la jugadora portuguesa de 16 años emite. Según el periódico, los gritos de Larger han alcanzado los 110 decibeles, mismo número de Maria Sharapova. Ambas tenistas son pupilas de Nick Bollettieri, quien parece incitarlas a esta práctica.

Similares al sonido de una avioneta al aterrizar, los gritos de ambas han sido motivo de amenazas de sanciones si no modulan su volumen. Acá un video.