Por Esteban Illades

Éstas son unas líneas para los héroes del temblor:

Para el heroico cuerpo de taqueros de Álvaro Obregón que puso el trompo de pastor con jardín para los voluntarios.

https://twitter.com/luis_wally/status/910654080158097409

Para la ferretería de Sonora 128, que donó toda la herramienta que tenía, y a la que ahora hay que corresponderle.

Para Eduardo Zárate, el chavo en silla de ruedas que levantó escombro y le dio una lección a los más huevones.

Para el militar que rompió en llanto cuando rescató los cuerpos de la esposa e hija de un fotógrafo.

Para los doctores que estaban realizando una cirugía a corazón abierto en una bebé de 22 días en el Hospital La Raza, y la salvaron aunque los querían evacuar.

Para los rescatistas japoneses que hicieron reverencia cada que sacaron un cuerpo sin vida de los escombros.

Para Frida, Evil, Eco y Titán.

Para los dos grupos de Topos, que aunque no se hablan siguen rescatando gente.

Topos ayudan en el sismo

Foto: Notimex

Para los que cantaron el himno nacional después de terminar el rescate en Ámsterdam y Laredo.

Para Juan Villoro, que escribió lo más bonito que vamos a leer sobre estos días.

Para la niña que donó sus ahorros porque lo mismo le podría pasar a ella un día.

https://twitter.com/NoticiasTribuna/status/911793863186161665

Para la Brigada Jurídica Gratuita de la Del Valle, que ayuda a la gente que perdió todo en el temblor.

Para los rescatistas ecuatorianos, que hicieron lo que pudieron en Puebla 282.

Para las mujeres que se metieron a buscar gente y cargar aunque los hombres pusieron peros.

https://twitter.com/bond_javier/status/912000654670954497

Para todos los arquitectos e ingenieros que se fueron casa por casa revisando grietas.

Para los del albergue de Tlaxcala 105, que le hicieron fiesta con pastel, piñata y regalos a Ángel, un niño de 11 años que llegó a dormir ahí el día de su cumpleaños.

https://twitter.com/MichelleBetan/status/912006843785814016

Para los que le llevaron la piñata, pastel y regalos.

Para la que hizo libros de colorear para niños en albergues.

Para Valeria Gálvez, que coordinó el envío de más de 44 toneladas de víveres.

Para el chavito de la Secundaria Técnica 113 que narró el temblor mejor que cualquiera y nos hizo reír en un momento horrible.

Para los voluntarios de @Verificado19S y @JuntosSismoCDMX por tratar de dar orden al caos en redes.

Para Kirén Miret que se la vivió días conectada y dirigió ayuda por toda la ciudad sin estar aquí.

Para @mascotassismo y todos aquellos que recogieron a mascotas perdidas.

Para todos los brigadistas extranjeros.

Para Cadena y sus voluntarios, que han hecho hasta lo imposible en Álvaro Obregón 286 y el resto de los derrumbes. (¡Donen!)

Y para todos los chilangos que no se esperaron a que el gobierno reaccionara y levantaron a la Ciudad con sus propias manos.

***

Esteban Illades

Facebook: /illadesesteban

Twitter: @esteban_is