Vía: Milenio

Según la última Investigación Cooperativa del Centro Nacional para Prevención y el Control de VIH-Sida (Censida) más de la mitad de las casi 220 mil personas que portan el virus del Sida en México ignoran que son portadores.

En el marco de la “Segunda Jornada Científicas y Culturales por la Diversidad Sexual” y el “IV Encuentro Universitario sobre VIH-Sida” , Carlos Magis Rodríguez, director del Censida, destacó que la detección oportuna de la enfermedad y el tratamiento médico adecuado permiten si es tratada a los primores sintomas una “sobrevida” de 35 a 40 años, en comparación con los tres años que una persona sin tratamiento lográ resistir la enfermedad.

Sin embargo, el mismo Magis reconoció que la detección del mal es complicada y las campañas de prevención insuficientes, al no aisitir a los sectores más vulnerables:

“Los esfuerzos que se hacen cotidianamente son muy respetables, pero nos falta mucho para poder permear en toda la población. Me parece que no estamos llegando a los sectores más vulnerables y desprotegidos”.