Lou Reed, Green Day y Joan Jett entre los investidos al Salón de la Fama

El Salón de la Fama del Rock and Roll dio a conocer su lista de artistas que formarán parte de la Clase de 2015. Aquellos que tendrán el honor de subir al podio y aceptar el reconocimiento de sus pares son:

Lou Reed

, quien recibe los honores de manera póstuma. Reed murió el 27 de octubre de 2013 de un padecimiento del hígado. Pero no tengan lástima por él ya que el músico fue investido con la Velvet Underground en 1996. En esta ocasión, el Salón de la Fama lo ovaciona por su trayectoria solista, la cual incluye discos como Transformer (1972), Coney Island Baby (1976), y The Blue Mask (1982).

Bill Withers. Quizás el nombre no te brinque, pero si escuchas la radio de classic rock con regularidad es seguro que te hayas topado con sus canciones de folk-soul. Temas como “Lean on Me”, “Ain’t No Sunshine” y “Use Me” también han figurado en las bandas sonoras de una cantidad innumerable de películas, y es que su estilo inspiracional y conmovedor se presta a una trama dramática. Sus mejores años los vivió en los 70 con discos como Just As I Am (1971), Still Bill (1972), y Menagerie (1977).

Green Day. El trío de punk-pop no tuvo que esperar año tras año para ser considerado por esta institución ya que lograron ingresar al primer año de ser elegibles. El Salón de la Fama requiere que un artista haya lanzado su debut de larga duración hace 25 años para ser considerado, y Green Day logró colarse por un mero detalle técnico. La pequeña y furiosa banda independiente que nos dio Dookie en 1994 evolucionó con los años para darnos discos como Warning en 2000 y American Idiot en 2004. Después de eso, han encontrado su lugar como una de las bandas más populares del mundo.

Joan Jett and the Blackhearts. Aunque estos días es relativamente común, en la década de los 80 era de lo más raro que una mujer tomara una guitarra y encontrara una audiencia en un género dominado por tanta postura machistas como el hard rock. Pero eso fue lo que hizo Joan Jett, desde sus primeros días en The Runaways hasta que llegó a liderar su propia banda, The Blackhearts. En el proceso, Jett nos dejó discos que vale la pena recordar como Bad Reputation y I Love Rock-n-Roll (ambos de 1981) y Album de 1983.

Stevie Ray Vaughan & Double Trouble. Lou Reed no será el único en recibir su reconocimiento de manera póstuma; Stevie Ray Vaughan también tendrá el mismo honor peculiar, solo que el brillante guitarrista de Texas blues no tuvo que esperar un año después de su muerte para que el Salón de la Fama lo tomara en cuenta sino casi 15 años. Stevie Ray Vaughan y su banda, Double Trouble, nos dieron Texas Flood en 1983 e In Step en 1989. Desafortunadamente, el músico murió a los 35 años en un accidente aéreo después de tocar en un concierto de Eric Clapton el 27 de agosto de 1990.

The Paul Butterfield Blues Band. Paul Butterfield y su banda fueron uno de los más relevantes puntos de transición que importaron el blues de Chicago a una audiencia mucho más amplia a partir de la década de los 60. Aunque nunca gozaron de un éxito comercial, su influencia se puede sentir en las bandas de blues-rock que saturan la escena indie. Vale la pena rescatar su homónimo debut de 1966, East-West del mismo año, y The Resurrection of Pigboy Crabshaw de 1967.

Y esos son los seis actos que formarán parte de la Clase de 2015. También se otorgarán otros reconocimientos a lo largo de la ceremonia, como el Premio por Excelencia Musical a Ringo Starr y el Premio de Influencia Temprana al grupo de R&B, The “5” Royales. Por último, es de notar el calibre de artistas que fueron considerados para formar parte de esta generación de investidos pero que por una razón u otra, no lograron hacer el corte. Entre ellos, Kraftwerk, N.W.A., Chic, War y The Smiths. Simplemente wow.

La ceremonia de ingreso se llevará a cabo el 18 de abril en el Public Hall de Cleveland y es probable que cuenta con presentaciones de todos los actos involucrados salvo aquellos que ya no están con nosotros. Obvio.

ACTUALIZACIÓN: Tras ser anunciada la entrada de Lou Reed al Salón de la Fama del Rock and Roll, se hizo pública la inclusión al Salón de la Fama pero de los Grammys de “Walk on the Wilde Side”, una canción que el frontman de The Velvet Underground grabó en solitario en 1972.