En algún tiempo fue roquero, pero también le daba al boxeo… quien sabe qué paso con Nicolás Maduro que terminó siendo uno de los presidentes más locochones de la historia venezolana.

Durante su visita a Cojedes, Venezuela, el mandatario de la república bolivariana le cantó un tiro al hiphopero Gandhi Arocha, quien no se quedó con las ganas de intentar darle unos trancazos al Ejecutivo… ¿quién desperdiciaría esa oportunidad?

Claro, todo quedó en una juguetona exhibición, pero que Maduro aprovechó para lucirse: “¡Cómo Cassius Clay!”

Luego de demostrar que es bueno para el trompo, el presidente venezolano pidió nuevamente a Barack Obama que derogue las sanciones que se aplicaron a funcionarios venezolanos por la supuesta violación a los derechos humanos que se lleva a cabo en la nación sudamericana… o si no…

*Vía CNN