Tan ridículo como Enrique Ochoa acusando de corrupción a otros políticos o Vicente Fox llamando “loco” a Donald Trump, así el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien sin acordarse de los guamazos que le ha acomodado a opositores a su gobierno, criticó la forma en que Mariano Rajoy reprimió a los votantes en el referéndum independentista de Cataluña.

“He visto imágenes horribles (…) Impresionante lo que ha hecho Mariano Rajoy con el pueblo pacífico de Cataluña. (…) Lo único que querían era votar (…) El mundo está conmovido de la barbaridad y la represión contra el pueblo pacífico de Cataluña (…) No puede ser que se lancen las fuerzas represivas contra gente desarmada”, señaló el líder de la República Bolivariana.

Bueno, lo que sí es que una cosa no borra a la otra: el hecho de que Maduro sea un manchado con sus opositores no quita que ayer, durante la realización del mencionado referéndum, la policía española se lució con el uso de la fuerza bruta contra votantes. De acuerdo con las autoridades catalanas, se calcula en más de 800 el número de personas heridas.

“¿Quién es el dictador? Mariano Rajoy ha optado por la sangre, por el garrote, por el porrazo, por la represión, contra un pueblo noble. Por eso desde mi corazón nuestra mano al pueblo de Cataluña. Resiste Cataluña, América Latina te admira, Cataluña, democracia, lo digo de corazón”, agregó Maduro, aclarando que ni él ni el gobierno de Venezuela se entrometerá en asuntos internos de Cataluña, España o cualquier otro país. Simplemente quiso abordar el tema, ya que fue un suceso internacional de “gran importancia”.

vía Twitter

“Es una brutalidad lo que ha cometido Mariano Rajoy contra el pueblo de Cataluña, y las televisoras en España callan (…) esto tiene conmovido al mundo entero, no puede ser (…) Cataluña hoy ha sido bestialmente reprimida por las fuerzas policiales de España”, dijo el hombre que lidera el gobierno acusado de la muerte de más de 120 manifestantes. Pero así como Rajoy, representantes de la administración madurista señalan que el actuar de las autoridades ha sido apegada a la ley y la Constitución.