Desde el 10 de mayo pasado se han registrado incendios de pastizales en CDMX y el Estado de México, desde esa fecha los chilangos, chilangas y mexiquenses han observado que la mala calidad del aire es una constante —que además ha tapizado a la ciudad de smog y las llamadas partículas menores. Tras una jornada gris, este martes 14 de mayo repetimos la dosis pero un poco más alta, pues el índice de calidad de aire en el Valle de México informó que sobrepasamos los límites de la contaminación atmosférica. De acuerdo con el Sistema de Monitoreo, la calidad del aire en la mayor parte de CDMX y zona conurbada es MALA.

En tanto, en el municipio de Nezahualcóyotl se han registrado 158 puntos del Índice PM2_5, por lo que la calidad del aire en esa zona es Muy MALA —de acuerdo con el corte de las 07:00 horas de este día. ¿Y luego? En espera de que se declare la contingencia ambiental, la CAMe (Comisión Ambiental de la Megalópolis) mantiene las recomendaciones como: evitar las actividades al aire libre, evitar la cocción con leña y el uso de lentes de contacto.

Además, se ha insistido en que los niños y las niñas, los adultos mayores o personas que llevan a cabo una actividad física intensa o con enfermedades respiratorias y cardiovasculares eviten el esfuerzo prolongado al aire libre.

Por lo pronto, sabemos que gran parte de las estaciones ubicadas en el Valle de México y la zona conurbada rebasan los 100 puntos. Sin embargo, esta mañana rebasamos el umbral de los estándares recomendados por lo que se espera una respuesta por parte del gobierno de CDMX, encabezado por la física Claudia Sheinbaum porque esperar a que Tláloc nos eche una mano, está un poco difícil tras cuatro jornadas de observar y respirar las partículas menores.

**Foto de portada: Cuartoscuro.