Este martes, 9 de abril, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) publicó su diagnóstico sobre el proyecto de la refinería Dos Bocas en Tabasco y los resultados no fueron nada favorables: el centro de investigación estima que la idea de AMLO será un fracaso y que solo en un 2% de los escenarios modelados hay probabilidades de éxito.

“En 98% de los escenarios modelados, el proyecto de inversión en la refinería Dos Bocas genera más costos que beneficios. Es decir, destruye valor para Pemex”, concluye el diagnóstico. Según esto, la inversión estimada de 160 mil millones de pesos puede resultar contraproducente para Pemex —y para el Gobierno, pues— por cinco razones principales:

  • Cada vez hay menos demanda de hidrocarburos. Las energías limpias están aumentando.
  • El año pasado no se utilizó ni la mitad de la capacidad de las refinerías que ya están instaladas en México.
  • La refinación de petróleo es la etapa menos rentable de toda la cadena.
  • Los costos de inversión son demasiado altos y “volátiles”.
  • La producción de crudo en México ha ido cayendo por 18 años, si sigue así habría que importar petróleo para abastecer la refinería.

El centro de investigación afirma que utilizó en sus modelos variables distintas sobre la refinación, la inversión total, el tiempo de construcción —dice AMLO que tardarán tres años— y los posibles gastos operativos de echar a andar el asunto.

Al final del día, el IMCO propone tajantemente cancelar el proyecto de la refinería de Dos Bocas. 

En su lugar, proponen “explorar otras opciones” como mejorar el abasto invirtiendo en logística de transporte y almacenamiento de combustibles. También, plantean que Pemex se enfoque mejor en invertir en cosas que “incrementen la viabilidad financiera” como la exploración o la producción.

¿Quieres echarle un ojo al diagnóstico completo? Date una vuelta por ACÁ