Hace unos días la titular de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, avisó que no había dinero para acabar el año… ¿la razón?, que la administración de Miguel Ángel Mancera barrió con todo y, aparte, dejó unas deudas bastante densas. Bueno, eso nomás fue el anuncio. Ahora van los detalles.

La encargada de dar detalles de qué tan golpeada financieramente dejó Mancera a la CDMX fue la secretaria de Finanzas local, Luz Elena González. Según ella, la administración del George Clooney región 4 sobrevaloró los gastos y otorgó ampliaciones de recursos sin el estudio que estas acciones requerían.

Y bueno, lo anterior (más otros detallitos) dejó al erario local con un déficit de mil 700 millones de pesos con relación a los ingresos y egresos del 2018… según se pudo notar, la mayoría de las ampliaciones fueron a dar – en teoría – al Metrobús, la Agencia de Gestión Urbana, además del gasto en alcaldías (algunos, no todas).

Sobre este desbalance presupuestal habló la jefa del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, quien adelantó que no habrá tanta bronca… ya la Secretaría de Finanzas revisa la justificación bajo la cual se hicieron las ampliaciones presupuestales, pero se detalló que el déficit podría ser llevado al presupuesto de 2019.

Claudia Sheinbaum

Foto: WRadio

Según el análisis que la administración de Sheinbaum ha realizado sobre los movimientos financieros de la administración de Mancera/Amieva, el déficit se generó por una falta de coordinación entre la Tesorería y la Subsecretaría de Egresos… “lo cual ocasionó que la Subsecretaría sobreestimara los ingresos para el cierre presupuestal y que se otorgaran algunas ampliaciones líquidas”.

Pero bueno… el asunto aunque parece catastrófico y necesario de hartas explicaciones por parte del extitular del gobierno de la CDMX (mínimo Mancera, porque Amieva pasó de noche), Luz Elena González calmó los ánimo indicando que no necesariamente todo podría ser cargado al presupuesto 2019: las deudas contraídas por la pasada administración pueden sanearse con los remanentes de otras dependencias (si es que tienen). De esta forma, auguró, se evitará que la deuda se herede al gasto del próximo año.