Por la mañana de este miércoles, 9 de enero, cientos de bomberos y trabajadores de limpieza de la Ciudad de México se concentraron enfrente de Palacio Nacional desde las 6:30 de la mañana para protestar —con mucho frío— en contra de los despidos masivos en la administración actual.

Liderados por el bombero Ismael Figueroa, el grupo asegura que ya suman más de 12 mil trabajadores despedidos. Además, los bomberos dicen que ya van 330 familias que perdieron su sustento.

“Venimos a decirle al Presidente y a la jefa de Gobierno que se están equivocando al despedir a tantas y tantos trabajadores”, explicaba el líder de los bomberos en un video publicado en su Facebook. Segundos antes, aseguraba que hoy nació “un movimiento nacional”.

Acompañado de una cartulina que nos recordó a Ricardo Anaya, el líder sindical le preguntaba a los medios las razones de los despidos, sobre todo porque ahora hay más presupuesto para los sueldos —en la CDMX— que en años anteriores. Sin embargo, una de las cosas más importantes que los manifestantes le dijeron a los medios fue el anuncio de un plantón en el Zócalo que empezará a partir del próximo miércoles. 

Figueroa invitaba a todos los trabajadores que serán despedidos a unirse a su movimiento. Dice, que ahí en el plantón serán ayudados sin costo e interpondrán entre todos un amparo.