Este fin de semana, uno de los dinosaurios más grandes de la política mexicana lanzó un rugido tuitero contra Felipe Calderón. Resulta que Manuel Bartlett, el flamante director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que el expresidente no tiene “autoridad moral” para reclamar o alzar la voz en nada de lo que suceda en materia energética en México.

En una mordedera de lengua por parte de las dos esquinas en este round digital, Bartlett acusó a Calderón de “desconocer por completo el tema” de la Energía.

Envalentonado por la reciente remojada en la pila bautismal de Macuspana, Bartlett también dijo que Calderón utilizó su tiempo como Secretario de Energía para promover medidas anticonstitucionales y ponerse “en manos de empresas extranjeras”.

Los primeros golpes en esta batalla de fósiles políticos los dio el expresidente pues unas horas antes había acusado a Bartlett de ser un “improvisado” en el sector energético basándose en los reportes del apagón de luz en la Península de Yucatán.