Por encargo de AMLO, el titular de la CFE, Manuel Bartlett, soltó la lista de los principales funcionarios que -según sus investigaciones- participaron en el proceso de privatización del sector energético del país, principalmente CFE, “apoyando a empresas extranjeras con asesores de sus propios grupos”… algo que desde la semana pasada insinuó AMLO, refiriéndose a Felipe Calderón.

Luego de que Andrés Manuel López Obrador diera a conocer que se revisarán contratos que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mantiene con particulares, debido a que en estos se han detectado irregularidades, el titular de dicha Comisión, el legendario (literal) Manuel Bartlett, dio a conocer nombres y cargos de exfuncionarios que habrían beneficiado al sector privado… pa’ luego irse a chambear con ellos.

“En este modelo neoliberal han participado funcionarios de diferentes etapas del gobierno mexicano con lo que se crea una combinación entre sector privado y antiguas autoridades que ha generado lo que se ha descrito: que en unos cuantos años la CFE, empresa histórica que electrificó al país, se haya reducido a una empresa que genera nada más 50% de la energía”.

Y bueno, los nombres son los siguientes:

José Córdova Montoya. Según Barttlet, uno de los primeros en entrarle al modelo poco ético de, como funcionario, favorecer contratos de particulares. Este flamante modelo data del periodo de Carlos Salinas de Gortari y tiene una empresa proveedora de servicios SA de CV que está actuando todavía en el país, indicó el titular de la CFE.

Jesús Reyes-Heroles González_Garza. Este funcionario se desempeñó como secretario de Energía y, además, como director de Pemex en las épocas de Salinas, Ernesto Zedillo y Felipe Calderón… y de ahí, se fue a de consultor de varios empresas dedicadas al negocio de la energía, como Energy Intelligence Group, Morgan Stanley Energy y el centro Mario Molina.

Carlos Ruiz Sacristán. Fue secretario de Comunicaciones y Transportes con Ernesto Zedillo… luego se pasó al lado privado del asunto y se desempeñó como presidente y director general del consejo de administración con una empresa dedicada a generación de electricidad, la cual participa en los contratos de unos gasoductos con los que la CFE anda perdiendo una muy buena feria, según explicó previamente AMLO.

Luis Téllez. En tiempos de Zedillo y Calderón, Téllez fue el encargado de la Secretaría de Energía y de Comunicaciones y Transportes… y sí: siguiendo la tradición, después de terminar su cargo como funcionario público, se fue de asesor en empresas extranjeras.

Alfredo Elías Ayub. Fue director de la CFE en periodo de Zedillo, Calderón y Fox… nada más.

Felipe Calderón: Como ya se había señalado, el buen Felipón, además de expresidente de México, se desempeñó como secretario de Energía de Vicente Fox, esto en el sexenio de Vicente Fox… y de ahí se brincó al sector privado.

Georgina Kessel. Secretaria de Energía con Calderón, es actual consejera de Iberdrola México, de la cual es subsidiaria la empresa donde Felipe Calderón Hinojosa fue consultor…

Jordy Herrera, quien fuera titular de la Sener con Felipe Calderón… y, por último, Alejandro Fleming jefe de Unidad de asuntos jurídicos de la Sener, es miembro de los consejos de Iberdrola México e Iberdrola México Renovables.

Les recuerdo que esta semana en @revistaproceso expusimos justo la mayoría de los nombres que está dando a conocer Manuel Bartlett.

Y listo. Como bien reprochó Calderón la semana pasada, no tiene nada de ilegal que de funcionario haya pasado al sector privado… pero, ahí queda la denuncia del equipo de AMLO: ellos habrían sido responsables de la decadencia en que se encuentra la CFE. Ahora faltarían las pruebas y, de ser cierto, una buena pamba china… o el castigo que les corresponda, ¿o qué, ahí muere la cosa?

“Ha sucedido que se han hecho negocios jugosos, al amparo del poder público. Contratos leoninos: para favorecer a particulares. Últimamente se dieron contratos para la construcción de gasoductos, porque en este periodo se genera la mayor parte de la electricidad con gas”, explicó AMLO, indicando que esos contratos, además de ser particulares, hacen que la CFE sea garante de la compra del gas… pero no sólo eso: si los ductos no se pueden construir, como está sucediendo en siete grandes gasoductos, se tiene que estar pagando a las empresas, aunque no haya gas. “Hay siete gasoductos parados que significan una erogación para el mediano plazo de 21 mil millones de dólares a la CFE”, advirtió AMLO.