El mar es azul porque luz de este color. Cuando los rayos de sol golpean las moléculas de agua y se crea el abanico de colores, estas absorben todos los tonos de luces excepto el azul, que rebota y hace que el mar se vea de ese color. Aunque la mayoría conocemos esta particularidad del mar, parece ser que en menos de lo que pensamos ya nada será igual, ya que a consecuencia del calentamiento global, el mar está cambiando de color. 

La razón de esto es que el fitoplancton marino está sufriendo las consecuencias de los drásticos cambios climáticos, ya que son estos organismos los que le dan los tonos azules y verdosos al mar. Pero de acuerdo a un nuevo estudio publicado en Nature, ahora podríamos ver nuevos colores en el mar. 

El mar está cambiando de color y todo debido al cambio climático

Shutterstock

Según explica El País, anteriormente se consideraba que el fitoplancton era un conjunto de microorganismos con pigmentos verdes (clorofila) a través de los cuales realizaban fotosíntesis y por ende el mar se veía más verde. Sin embargo, investigadores explicaron que además de estos microorganismos también se encuentran otros llamados cianobacterias y protistas, los cuales viven de la energía solar así como de la clorofila, lo que refuerza los tonos verdes. De hecho, la clorofila (responsable de la fotosíntesis) ha servido a los satélites como un indicador de la biodiversidad marina.

Ahora bien, ¿qué es lo que va a pasar (ya está sucediendo)? 

El nuevo estudio llevado a cabo por universidades de Estados Unidos y Europa indica que el calentamiento global está afectando en buena parte a los océanos. Se estima que si no se hace nada en estos momentos, para finales de siglo la temperatura media del océano podría subir 3º… y aunque a simple vista parece poco, esto provocaría una gran cantidad de cambios en la base de la vida oceánica, el fitoplancton.

“El calentamiento de los océanos altera la circulación oceánica y la porción [de aguas] del océano profundo que emerge a la superficie. El fitoplancton necesita la luz (su fuente de energía) y nutrientes. Y la mayor parte de esos nutrientes viene de las profundidades. Los cambios inducidos por el calentamiento están provocando que lleguen menos nutrientes a la capa superficial, por lo que lo más probable es que el fitoplancton disminuya en muchas partes del océano, dice Stephanie Dutkiewicz, investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la principal investigadora del estudio.

El calentamiento global provoca innumerables cambios en el océano. La temperatura del agua es la responsable de la circulación oceánica, es decir, dependiendo de esta las aguas se mueven verticalmente y en latitud. El problema es que a consecuencia del cambio climático estos movimientos se están ralentizando lo que aumenta la estratificación de la columna de agua y reduce la mezcla de aguas profundas y superficiales; provocando que la aportación de nutrientes sea cada vez menor.

“Las temperaturas también afectan a cómo de rápido crece el fitoplancton. Algunas especies adaptadas al agua caliente lo hacen más rápido que otras adaptadas a las más frías. Así que, con un océano más cálido en las regiones donde haya más nutrientes, unas aguas más calientes pueden aumentar la cantidad de fitoplancton, señala la investigadora.

Aunque al parecer el ojo humano no podrá ver grandes cambios de color en el mar, sí podrán hacerlos los sensores ópticos, según continúa Stephanie Dutkiewicz.

“Sí, el mar seguirá siendo azul. Algunas regiones, grandes zonas al norte y al sur del ecuador, los giros subtropicales, serán posiblemente más azules, incluso”, sin embargo, añade que es posible que el mar de los polos se vea más verde, esto porque el fitoplancton se esparcirá en zonas donde pueda sobrellevar mejor el calor.