Mara Fernanda Castilla Miranda abordó un vehículo Cabify la madrugada del 8 de septiembre. Nunca llegó a su destino. Una semana después —de omisiones e inoperancia por parte de las autoridades y la empresa— su cuerpo fue hallado en un paraje con señales de violencia sexual. De acuerdo con la Fiscalía de Puebla, la joven de 19 años fue llevada a un hotel, abusada sexualmene y estrangulada por el conductor del vehículo. El caso, que pinta de cuerpo completo la violencia de género que arrecia en el país, ha resultado en protestas multitudinarias en la Ciudad de México, Jalisco y Puebla. En las últimas horas ha surgido mucha información sobre el caso. Esto es lo más reciente sobre el feminicidio de Mara Castilla.

El conductor era huachicolero…

Cabify define a sus choferes como “seguros” y “elegidos uno por uno”. La Gerencia de Recursos Humanos de la empresa, supuestamente, solicita a sus conductores comprobantes de domicilio, aprobación de exámenes toxicológicos y psicométricos, además de una constancia de antecedentes no penales. Esto no importó en el caso de Ricardo Alexis “N”, quien, de acuerdo con el periódico La Razón, formó parte de una organización de huachicoleros que trabajaba, justo, entre los límites de Puebla y Tlaxcala. El sujeto de 21 años de edad, autor del feminicidio de Mara Castilla, había sido detenido por robar ductos de Pemex en la entidad. En su portal web, Cabify asegura que ellos les dan a sus choferes un “curso de capacitación para conocer el trabajo, protocolo, trato al cliente y cómo actuar ante alguna emergencia”.

Esta mañana, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, Alejandro Sisniega, director de Cabify en México, declaró que Ricardo Alexis había sido conductor de Uber en Ciudad Juárez; a través de un comunicado, la empresa con sede en Holanda indicó que este chofer sí fue socio, pero que se le dio de baja en mayo pasado tras “incurrir en comportamientos que van en contra de nuestros protocolos de seguridad para los usuarios y la aplicación”. Sisniega aseguró que el conductor de 21 años les presentó una constancia de no antecedentes penales, expedida por el gobierno poblano y el Instituto de Ciencias Forenses fechada el 10 de agosto de 2017.

Estas son las obligaciones que la Ley de Transportes de Puebla le impone a empresas como Cabify o Uber:

El feminicidio de Mara Castilla ya tuvo consecuencias en Puebla: Diódoro Carrasco, secretario de Gobierno de Puebla, informó que el registro de Cabify en este estado quedó cancelado debido a “irregularidades en su protocolo de seguridad“. 

Foto: E-Consulta

Sólo por secuestro…

Ricardo Alexis “N” fue vinculado a proceso sólo por su probable responsabilidad en el delito de privación ilegal de la libertad de Mara Castilla. Falta que al chofer se le finquen responsabilidades por el feminicidio y abuso sexual de la joven. El chofer permanecerá en prisión preventiva en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel. El juez Aarón Hernández Chino le dio al Ministerio Público hasta el 15 de enero de 2018 para armar la investigación complementaria. 

La joven Mara Fernanda Miranda sigue desaparecida tras utilizar el servicio de transporte Cabify

Foto: Especial

Cabify … a tapar el pozo

Tras el asesinato de Mara Castilla, la empresa Cabify prometió mayores medidas de seguridad para que sólo los “mejores conductores” puedan dar servicio. Entre estas determinaciones se encuentra la inclusión de un botón de pánico en la app que esté vinculado a los sistemas de emergencia del sitio donde se preste el servicio. El usuario también podrá aportar datos de sus contactos de emergencia. La compañía indicó que compartirá la lista de los conductores dados de baja por comportamientos contrarios a la ley a las autoridades correspondientes.