Aunque las primeras señales que envió Sebastián Piñera tras la impresionante marcha del pasado viernes en Chile eran la de hacerse güey, bastaron unas horas para que diera un importante anuncio con el que pretende que se calmen las aguas y terminen las protestas en su contra.

Al día siguiente de la marcha en la que se calcula que más de un millón de personas protestaron contra las políticas de Sebastián Piñera, presidente de Chile, éste dio más su brazo a torcer y pidió la renuncia de tooooodo su gabinete. Según el mandatario sudamericano, el nuevo equipo que integrará será un “equipo que represente el cambio y lidere los nuevos tiempos, más justos y solidarios, que los chilenos quieren y merecen”.

REUTERS/Pablo Sanhueza

La petición que Piñera hizo a sus ministros para entregar sus cargos ocurrió horas después de las criticas que recibió, luego de reaccionar de forma tibia ante la mega marcha ocurrida en Chile el pasado viernes.

Aunque las imágenes que se difundieron en redes sociales daban cuenta de un pueblo con enojo y hartazgo de un gobierno que ha marcado la desigualdad social en el país, Pïñera dio una clase magistral de cómo hacerse güey y nomás se limitó a decir que la marcha fue “alegre y pacífica” y que abría “grandes caminos de futuro y esperanza”.

REUTERS/Juan Gonzalez

Fue hasta el día siguiente a la marcha (26 de octubre) que anunció el movimiento esperado (el cambio total de gabinete) y, además, indicó que pondrá fin al estado de emergencia que priva en gran parte de Chile desde hace más de 10 días… bueno, según El País, después aclaró que sólo “si las circunstancias lo permiten”.

Aunque una de las peticiones que hacían algunos de los manifestantes era la salida de Piñera… pos se tendrán que conformar con la renuncia de todo su trabajo. Será en las próximas horas cuando se dé a conocer el nombre de los nuevos ministros con los que pretende gobernar los dos años y medio que le restan.. con especial atención en el encargado del Interior… ya que resulta que el que acaba de renunciar era nada menos que Andrés Chadwick Piñera, primo del presidente y a quien se le achaca mucha de la represión que ocurrió durante los días de protesta que se vivieron en Chile, la cual dejó un saldo de una veintena de muertos y miles de detenidos.