El pasado 11 de abril, un tribunal del estado de Quintana Roo ordenó la captura del exgobernador de Puebla, Mario Marín; de los exjefes de la policía local y de mandamientos judiciales de la Procuraduría, Adolfo Karam Beltrán y Julián Sánchez Moreno; así como del empresario Kamel Nacif Borge, por el caso de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho.

Para variar, este martes un juez del Juzgado Decimosegundo de Distrito de Amparo en Materia Penal suspendió la orden de aprehensión en contra del exgobernador Marín por el delito de tortura.

Sin embargo, es importante mencionar que por la gravedad del delito del que se le acusa, el exfuncionario no va a evitar ser detenido y que se le ponga a disposición del juzgado en la Ciudad de México, que fue quien concedió la suspensión.

Recordemos que el pasado 6 de mayo, la Oficina de la Policía Internacional (Interpol) emitió una ficha roja en contra de Mario Marín, quien es buscado en más de 190 países.