Ayer fue día de asueto y mientras muchos se quedaron en su casa descansando, otros más salieron a las calles a protestar por las actuales condiciones laborales, ¿tenían razón para ello? Chequen y opinen.

Si nuestro antiguo secretario de Hacienda decía que 6 mil pesos bastaban para pagar una casa y un auto, además de poder mandar a los hijos a una escuela privada, ahora un estudio del Inegi revela que más de la mitad de los trabajadores en el país no pueden aspirar a ese “lujoso” estilo de vida, ya que sólo perciben dos salarios mínimos al día, equivalente a 129.5 pesos, apenas 3 mil 900 pesos al mes.

Aunado a lo anterior, 30 de los 48 millones de mexicanos que forman el 58% de la población que labora para obtener dichos ingresos, tienen que arreglárselas solos en cuestiones de salud, ya que no tienen acceso a instituciones de salud… y ni hablar de “hacer antigüedad”: 15.5 millones no llegan a 3 años trabajando en un mismo lugar.

Todo este panorama fue dado a conocer por medio de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, la cual precisa que son 48 millones 203 mil 852 personas en el país que cuentan con un trabajo u ocupación, mientras que son 2.5 millones los desempleados.

Entonces, ¿hay razones para salir a la calle y protestar por las condiciones laborales?

*Vía La Jornada