Si entre sus planes está el formar parte de las filas de la milicia, deben saber que su músculo de grasa no entra dentro del perfil del buen soldado. Eso no lo sabían, o no les importó, a mil 300 militares, quienes verán cómo su sueños bélicos se desvanecen, ya que serán dados de baja por una razón de peso: son obesos.

Según información del Reforma, más de mil soldados están en trámites para ser retirados del Ejército. El número no es poco, ya que equivale a dos batallones… y podrían ser más: cerca de 9 mil elementos del Ejército y Fuerza Aérea están a un paso (y no precisamente redoblado) de dar el botonazo (es decir, tienen sobrepeso), mientras que 3 mil 402 van a tener que hacer muchas abdominales para bajar peso, ya que presentan obesidad.

Dentro de los elementos que tienen problemas de peso se pueden encontrar desde miembros de tropa (sargentos, cabos y soldados) hasta oficiales e incluso jefes (coroneles, tenientes y mayores). En el caso de aquellos que tiene obesidad, las autoridades castrenses se han visto buena onda con algunos, ya que serán sometidos a programas dietéticos y de condición física… sin embargo, mil 332 abandonarán las filas del Ejército.

militar sobrepeso1

Cabe destacar que el estar pasadito de tamales es una causa de incapacidad, de acuerdo a Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM)…. Es decir, para los soldados la obesidad no sólo es un problema de salud, sino también laboral: tal condición los hace ser relevados de unidades de Arma, donde realizan operaciones anticrimen, a sedentarias unidades de Servicio, donde hacen labores Godínez… eso, en lo que consiguen bajarle a la lonjita, lapso en el que son bulleados por compañeros y sus comandantes, tal como comenta un soldado que estuvo en tal situación:

“Existe un programa de acondicionamiento físico; la educación física es obligatoria, al menos una hora diaria para todo el personal militar, pero en lo personal me tocaron mandos que nos hacían hacer un ejercicio excesivo, sobre todo abdominales, con mentadas de madres y calificativos como ‘marrano’, ‘grasiento’ o ‘bola de cebo’, entre muchos más. Esos insultos delante de los demás compañeros fueron el detonante para que abandonara el Ejército, es una situación discriminatoria”.

Aunque la Sedena no puede obligar al retiro a quienes tienen un Índice de Masa Corporal  (IMC) de 30 a 34.9 puntos (obesidad moderada) sí puede realizar el retiro anticipado  de aquellos que tienen casos severos (IMC superior a los 35 puntos)… lo cual fue determinado como constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación… aunque nunca está de más revisar caso por caso.

*Vía Reforma

Quien escribe esto se llama Alvaro Cortés. Ha sido comerciante, asistente, operador de call center, guionista de TV Educativa, traductor, profesor y, desde hace 10 años, redactor en sopitas.com. Como...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook