Confirmado: la verdadera kryptonita de un político mexicano no es la mafia del poder, los complots, ni mucho menos otros políticos, es su cerebro. Desde decir que el Día de Reyes es el 6 de diciembre (¿Neta?, EPN, ¿No tuviste infancia?) o confundir a Uruguay con Paraguay… frente a su presidente (Peña Nieto gonna Peña Niet), la clase política del país nos decepciona cada vez más.

Sorprendentemente, la metida de pata de esta ocasión no fue de nuestro queridísimo presidente, sino del señoritingo José Antonio Meade, candidato a la presidencia por la coalición PRI-PVEM-PANAL, quien se encontraba en Aguascalientes en un acto de proselitismo cuando se aventó la siguiente joya:

Nosotros ya no sabemos si es “un tropiezo más” o cinismo puro. Y es que en efecto, un error lo comete cualquiera, pero si estas personas quieren nuestro voto uno esperaría que mínimo se prepararan un poquito más antes de abrir la boca. ¿Es mucho pedir?