Después de los asesinatos de Javier Valdez y Jonathan Rodríguez, en mayo de 2017, EPN presentó las medidas para fortalecer el mecanismo de protección para los periodistas y defensores de derechos humanos en nuestro país. Sin embargo, la labor se quedó corta, los homicidios no se lograron contener y la violencia tampoco se erradicó. Años después, el gobierno de AMLO ha reconocido que hay deficiencias en el mecanismo y aprovechó para anunciar los puntos para mejorarlo.

En la conferencia mañanera de este lunes, AMLO y Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, asumieron que sí el Mecanismo de Protección para las Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas tiene grandes problemas de burocracia, falta de presupuesto, falta de un enfoque preventivo y su aplicación.

Mecanismo de Protección

En 2012, durante la gestión de Felipe Calderón y en contexto de la Guerra contra el narco, se aprobó la Ley para la Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas y de esto se derivó el Mecanismo, que se supone debe aplicar las medidas de prevención y protección que garanticen la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentran en riesgo por su labor.

Foto: Segob.

Sin embargo, como hemos mencionado, el Mecanismo ha presentado fallas. Organizaciones civiles han acusado que se NO han alcanzado los objetivos y la violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos es constante. Ante las críticas, el gobierno de AMLO se decidió por presentar un análisis sobre el tema.

Sin confianza en las autoridades

De acuerdo con la Segob, desde que comenzó la gestión de AMLO seis periodistas y nueve defensores de derechos humanos han sido asesinados —de estos casos, hay cuatro presuntos responsables detenidos y dos han sido esclarecidos—. En el caso de los periodistas, uno de ellos se encontraba bajo el sistema de protección.

Pero para dar marcha hacia adelante, el gobierno pedirá a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) una evaluación sobre el mecanismo, la ONU también entrará al plan y se reemplazará a los escoltas privados por personal de la Policía Federal. Se supone que el mecanismo es coordinador por una empresa privada —que ha fallado en la implementación del mecanismo—.

Luego, está la aplicación. Encinas ejemplificó los casos con los botones de asistencia: de 792 botones que existen, 209 personas lo tienen apagado durante más de 150 días.  Ahora, para tomar el mando, la propuesta es que el gobierno se involucre en sus tres niveles. Y hasta el momento, el gobierno tiene a su cargo la protección de 790 personas o grupos —de estos 292 son periodistas y 498 defensores de derechos humanos—.

 

Foto: Segob.

¿Qué dice AMLO?

Por su parte, el mandatario apuntó que los homicidios pueden atribuirse a dos figuras: el crimen organizado y representantes del Estado.

Por lo pronto —a diferencia de otros programas que el gobierno ha intentado desaparecer—, el Mecanismo de Protección seguirá su marcha: “No vamos a desaparecer un mecanismo de esta naturaleza mientras exista una situación de riesgo, pero sí requiere un rediseño y una reforma a la ley para fortalecer las facultades del Estado mexicano”, explicó Encinas.

En fin, Segob presentó la cifra de seis periodistas asesinados —Jesús Alejandro Márquez, Diego García Corona, Rafael Murúa, Jesús Eugenio Ramos, Reynaldo López y Santiago Barroso Alfaro— y nueve defensores de derechos humanos —Sinar Corso, José Santiago Gómez, Noé Jiménez, Carlos Mendoza Ramos, Gustavo Cruz Mendoza, Bernardino García, John Galton, Oscar Carzola y Samir Flores Soberanes—. En este contexto, el día de ayer fue encontrado el cuerpo sin vida del periodista deportivo Omar Iván Camacho.

Foto: Segob.

Vale mencionar que el fin de semana pasado, Segob presentó la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas y se comprometió a la identificación forense de 26 mil cuerpos, la instalación de comisiones de búsqueda y llevar a cabo una evaluación en tres meses.

**Foto de portada: Presidencia.