Este jueves, el médico chino Dr. Li Wenliang falleció mientras estaba internado en hospital tras contagiarse con la nueva cepa de coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud aseguró que todos necesitamos celebrar el trabajo que este profesional de la salud llevó a cabo contra el 2019nCoV.

La historia

En diciembre del año pasado, un doctor un doctor de un hospital en Wuhan, China, intentó advertir a sus colegas por medio de un chat en línea que una nueva extraña enfermedad había afectado a siete pacientes, mismos que estaban en cuarentena.

Sin embargo esa misma noche el gobierno lo cuestionó por difundir la información y lo acusaron de “difundir rumores en línea” y “perturbar gravemente el orden social“.

Ese nuevo virus era el coronavirus, mismo que en unas cuantas semanas provocaría una emergencia internacional.

El 8 de enero, el doctor Li atendió en el hospital, en Wuhan, a una paciente con glaucoma, quien era portadora del virus. El 1 de febrero fue diagnosticado con una neumonía atípica provocada por el coronavirus. Seis días luchó contra la enfermedad y finalmente murió.

Foto: El País/ Dr. Li Wenliang

Tenía 34 años, estaba casado, su esposa está embarazada y tenía un hijo.

Una investigación publicada por el New York Times revela que en lugar de enfrentar la crisis para evitar la alarma pública, los funcionarios chinos optaron por guardar en secreto el inicio de la epidemia para evitar la vergüenza política de las condiciones en las que se encontraba el punto de origen.

¿Sigue vivo? ¿De verdad?

A pesar de que medios internacionales y la propia OMS lamentara la muerte de este médico, autoridades del hospital en el que se encuentra desmintieron el deceso y afirmaron que está bajo tratamiento esperando poder reaminarlo.

Foto destacada: Jiang Wei/ El País