Foto: Cuartoscuro.

Líneas 1, 2 y 3 del Metro podrían volver a operar en 4 o 5 meses en el peor de los casos

En el peor de los casos, las líneas 1, 2 y 3 del Metro CDMX podrían operar en cuatro o cinco meses. Estos son los problemas del STC.

Este martes 12 de enero se restableció la operación de las líneas 4, 5 y 6 del Metro CDMX luego del incendio en las instalaciones del Puesto de Control Central (PCC), pero, ¿qué hay del resto de las líneas afectadas? De acuerdo con Fernando Espino, secretario General de Trabajadores del Metro, si los daños en los transformadores no son graves, será cuestión de días.

Sin embargo, en el peor de los casos, estamos hablando de cuatro a cinco meses para que las líneas 1, 2 y 3 reanuden operaciones —lo que sería un trancazo para la movilidad chilanga y mexiquense.

metro-cdmx-recursos-lineas

Foto: Cuartoscuro.

Las líneas 1, 2 y 3 del Metro CDMX

En entrevista con Ciro Gómez Leyva —en su noti de Radio Fórmula—, Espino explicó que el problema raíz en el funcionamiento del Metro es la falta de recursos.

Y ya en el tema del restablecimiento de operaciones, si bien en el equipo del STC (Sistema de Transporte Colectivo) hay optimismo para que las líneas 1, 2 y 3 vuelvan a dar servicio a la brevedad —es cuestión de unos días, dijo—, lo cierto es que también hay un panorama medio gacho en caso de que los transformadores se hayan quemado.

Ahí sí, el peor de los casos, la operación de estas líneas tardaría entre cuatro y cinco meses.

Pero para saber esto, hay que esperar los peritajes y ver en qué condiciones quedaron los transformadores tras el incendio en el Puesto de Control Central.

También es cuestión de recursos

“A reserva de que se realicen los peritajes correspondientes, desafortunadamente es una falla anunciada, ya que las instalaciones fijas y móviles instaladas ya son prácticamente obsoletas, son —en este caso— 51 años de operación, el equipo ya no funciona, son equipos que tiene una vida útil de máximo 30 años”, explicó Espino para después detallar cómo fue el incendio del 9 de enero.

“Mis compañeros me dicen que falló uno de los transformadores, que posiblemente fue ocasionado por un arco eléctrico en el regulador de energía de uno de los transformadores, fundiéndose la base metálica en donde estaba colocado el mismo y cayendo a una profundidad de tres metros, pegando con un muro del edificio que está protegido con metal y esto ocasionó que se propagara el calor a toda la estructura del mismo edificio”.

metro-restablecimiento-servicio-cdmx.

Foto: Cuartoscuro.

Sin embargo, este accidente destapó a la luz pública (otra vez) las fallas que hay en la red del Metro. Para Fernando Espino se trata de la falta de recursos.

“Desafortunadamente el presupuesto asignado por el Congreso CDMX es insuficiente, lo que se aprueba es algo que está comprometido para pagar la energía eléctrica”, el servicio de limpieza u otros servicios, explicó.

De acuerdo con el secretario, el Metro recibe un presupuesto de siete mil millones de pesos pero es insuficiente para cubrir todos los gastos —lo ideal, según Espino, sería recibir mínimo cuatro mil millones libres para mantenimiento preventivo y correctivo en las instalaciones del Metro.

metro-cdmx-lineas-reparacion

Foto: Cuartoscuro.

Además, a considerar está el hecho de que el Metro no recupera dinero de la venta de boletos y recarga de tarjetas, no como lo quisiera. ¿Por?

“En días laborales transportamos seis millones de personas diariamente, de las seis millones nada más pagan boleto un millón 200 mil y las demás pasan gratis debido a los programas sociales establecidos y ese dinero no se repone al Metro”.

En estos momentos de pandemia, el Metro transporta aproximadamente a más de dos millones de personas y la entrada de recursos por la venta de boletos o recarga de tarjeta es muy pobre.

Así, en ante este panorama funciona el sistema de transporte público colectivo, mientras continúan las labores para echar a andar las líneas 1, 2 y 3 que transportan al 40% de los usuarios de la limusina naranja.

¿Por qué las líneas 4, 5 y 6 sí regresaron a operar?

Como dato extra, Espino comentó que las líneas 4, 5 y 6 retomaron su operación gracias a que se alimentan de manera directa por la CFE (Comisión Federal de Electricidad), a través de subestaciones.

En el caso de las líneas 1, 2 y 3, la fuente de energía está en las subestaciones Jamaica y Nonoalco —que son independientes a la CFE— y por lo tanto, el STC tiene que esperar a los peritajes de los transformadores para que su pueda surtir de energía a estas líneas.

En imágenes: Así el fuerte incendio en oficinas del Metro CDMX

Va de nuez: vía la CFE no se puede, porque la Comisión no puede alimentar de manera directa a estas líneas, tal como lo hizo con las líneas 4, 5 y 6.