La Cámara Húngara se desató este miércoles en los andenes del Metro. Lo que empezó con un griterío entre dos mujeres, terminó con la línea detenida, todo el tren desalojado, dos niños heridos y un montón de gente con los ojos llorosos porque se les pasó de tueste el uso del gas pimienta. 

Eso fue lo que se vivió esta tarde en la estación Hidalgo de la Línea 2.

El Metro venía viajando con normalidad hasta que dos mujeres comenzaron a pelear. En la discusión una de las mujeres disparó gas pimienta para coronarse victoriosa con la ayuda de armas químicas pero —creemos— se le quedó el dedo pegado o tenía una saña impresionante: sí le dio a su rival, pero también alcanzó directamente a sus hijos de 9 y 10 años de edad… y a todos los otros pasajeros.

“De inmediato personal de Vigilancia y Transportación del STC, desalojaron el tren a fin de evitar riesgos al resto de los usuarios presentes”, informó el STC Metro en un comunicado.

También llegaron al lugar los elementos de Seguridad Industrial e Higiene para ofrecer su ayuda y —de paso— brindarle primeros auxilios a todos los que pidieran. Lo mejor del caso es que después de desgraciar a todos los usuarios, las mujeres de la pelea se negaron a ser atendidas. 

metro-hidalgo-desalojan-tren-pelea-mujeres-gas-pimienta

Foto: Wikimedia

“Se retiró con sus hijos vía calle”, mencionó el Metro… suponiendo que por ser institucionales no pudieron hablar de la indignación y el berrinche.

Al poco tiempo el servicio se recuperó y todo siguió con normalidad en las estaciones del Metro. Excepto para las dos señoras que se amargaron la tarde y para la que va a tener que volver a comprar un gas pimienta.