México es el tercer país con más “ninis”: OCDE

Las expectativas para la chaviza en nuestro país no son muy buenas que digamos, pero ¿tenemos que esperar a que una organización internacional nos lo haga notar? Quizá muchos ya lo sabemos, pero ahora la cuestión es qué vamos a hacer al respecto.

El número de “ninis” en nuestro país está en aumento, ya que además de las pocas oportunidades laborales, la media superior y educación superior ha sufrido una “brutal” caída en el último año, por lo que México es uno de los tres países miembros de la OCDE con el mayor número de estudiantes desertores.

Lo anterior fue dado a conocer durante una videoconferencia realizada por la presidente del Organismo para la Cooperación y Desarrollo Económico, en la que se vislumbró el panorama de la educación en 2013.

Los “ninis” –jóvenes que NI estudian, NI trabajan- representan el 24.7%  de la juventud mexicana y de acuerdo a la OCDE esta situación revela “una falla estructural en la raíz del problema” y representa “una pérdida en las capacidades en el desarrollo pleno, en las oportunidades y en la dinámica económica de México”.

ninis 1

¿Qué se puede hacer al respecto? Lo que podría parecer más evidente por desgracia no se lleva a cabo: “nadie invierte en ellos ni en la escuela ni en el trabajo, lo que se traduce en un factor de alto riesgo”. México sólo ocupa el 6.2% de su riqueza a la educación.

Por si fuera poco, nuestro país representa un caso preocupante, ya que es de las “pocas naciones donde el premio que otorga el mercado laboral a una mayor educación es menor”, por lo que muchas persona no ven “redituable” aventarse tantos años en la escuela si en otras actividades pueden salir mejor librados.

Lo anterior trae como consecuencia que México sea de los países en los que los jóvenes pasan menor número de años escolarizados: sólo 5.1, “uno de los lapsos más cortos entre los países de la OCDE”.

Las nada honrosas primeras posiciones de este Top desesperanzador lo ocupan Israel y Turquía. México se localiza en tercer lugar al contar con jóvenes entre los 15 y 29 años que tardan aproximadamente 3.7 años en encontrar algo en que ocuparse, ya sea estudiar o trabajar. La media en los demás países es de 2.4 años.

*Vía Proceso